Zuloaga no teme que la gestión del Gobierno afecte al resultado electoral del PSOE

Publicado 04/01/2019 18:08:39CET

SANTANDER, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSOE en Cantabria y candidato a la Presidencia de la Comunidad, Pablo Zuloaga, ha asegurado que su partido vive, desde hace año y medio, cuando él asumió el liderazgo, un momento "esperanzador" y no teme que la gestión del Gobierno de coalición con el PRC, 'salpicada' por algunos asuntos judicializados en las áreas socialistas, como los contratos del Servicio Cántabro de Salud y el 'caso Sogiese', afecten al resultado en las elecciones autonómicas y municipales del próximo mes de mayo.

De cara a los comicios, el también delegado del Gobierno -cargo que dejará cuando se proclame su candidatura, mes y medio antes de la cita con las urnas- ha pedido a las distintas fuerzas políticas que afronten la campaña "con limpieza", algo que en su opinión no ha ocurrido con "algunos primeros golpes", como la implicación del líder socialista y candidato de Santander, Pedro Casares, en las supuestas firmas falsas para contratar en la Universidad de Cantabria a una persona de su entorno.

En cuanto a él, Zuloaga ha recalcado que concurre al 26-M con el "reto" de ser presidente de Cantabria: "No contemplo otro escenario". Y para ello, trabaja ya con "los mejores" del PSOE para que vayan en su candidatura, en la que no descarta llevar también a personas independientes, que no tengan el carné del partido, como sucede con algunos ministros de Pedro Sánchez. No obstante, y cuestionado por si le acompañarán algunos de los cinco diputados regionales actuales, ha apuntado que aún es "pronto" para hablar de nombres.

Ahora bien, consciente de la dificultad de alcanzar la mayoría absoluta en la región -algo que solo ha conseguido el PP en 2011 y más en un escenario "intenso" como el actual-, el dirigente socialista se muestra abierto al diálogo y acuerdo con los demás partidos para lograr un acuerdo de gobierno, con todos menos con dos: PP y Vox, que "no entran en el abanico" de fuerzas con las que el PSOE llegaría a consensos.

Lo que no ha desvelado el candidato progresista es qué siglas serían las "prioritarias" a la hora de rubricar un pacto como el sellado con el PRC en 2015, y ratificado en 2017, después de que él llegara a la Secretaría General del PSC que ostentaba Eva Díaz Tezanos, actual vicepresidenta del Ejecutivo.

Coalición con la que ha habido "tensiones", pero que se han solventado de "manera interna", ha admitido e indicado Zuloaga, que también ha asegurado que mantiene conversaciones "cada vez que es necesario" con el presidente y líder del PRC, Miguel Ángel Revilla.

En un desayuno informativo para repasar la actividad política y los retos futuros de la región, ha sido preguntado por casos como las irregularidades contractuales en el SCS, organismo que depende de la Consejería de Sanidad dirigida por la socialista María Luisa Real, o los presuntos sobresueldos en la empresa pública Sogiese, adscrita al departamento de Economía, Hacienda y Empleo que encabeza Juan José Sota, también de su partido, y estos supuestos podrían 'salpicar' al PSOE de cara a las elecciones.

Pero el jefe de filas no teme que la gestión actual del bipartito afecte al resultado de los comicios, en los que lo importante, ha reafirmado, es que el PSOE obtenga su "mejor resultado". A partir de ahí, está abierto a dialogar con el resto de partidos menos con PP y Vox, que no entrarían "en el abanico" de las fuerzas con las que los socialistas llegarían a acuerdos.

Al hilo, ha defendido que debe gobernar el proyecto político que obtenga más respaldo, en función del número de diputados, de los que el PSOE tiene ahora cinco en el Parlamento cántabro y que no constituyen un "buen resultado", según Zuloaga, que ha recordado que en su día el partido llegó a tener 16 escaños. Sin embargo, ahora las encuestas de las que dispone el partido "permiten trabajar con ilusión".

CANDIDATURAS

Para obtener "el mejor" resultado posible el partido --que sumado 400 afiliados en año y medio, hasta superar los 1.300-- trabaja ya en la elaboración de las candidaturas, la autonómica -que encabeza Zulaoga- y las municipales, que aspiran a presentar en los 102 ayuntamientos de la región, y que se confeccionará, como novedad, contando con los militantes, que trasladarán propuestas de nombres que serán "vinculantes".

A este respecto, el secretario general, que ha comparecido ante los medios acompañado de la secretaria de Organización del PSC, Noelia Cobo, ha informado de que el próximo 14 de enero se abrirá el proceso de elección de candidatos en los municipios de menos de 20.000 habitantes, para lo que las agrupaciones locales convocarán las correspondientes asambleas, y que se tienen que celebrar antes del 3 de marzo, cuando se iniciará la ratificación de las candidaturas para que estén listas a lo largo de ese mes.

Precisamente, cuando se proclame la candidatura autonómica (que debe ser ratificada por la dirección federal, para lo que hay de plazo hasta 45 días antes de las elecciones, esto es, el 10 de abril), Zuloaga dimitirá del cargo de delegado del Gobierno, al que accedió desde la Alcaldía de Bezana y después de la llegada de Sánchez a La Moncloa.

A este respecto, y a preguntas de los medios, el socialista ha declinado participar en la "ensalada de nombres" que, ha dicho, se barajan para designar a su sustituto, y se ha limitado a señalar que se conocerá cuando llegue el momento.

En clave más local, sobre la candidatura que encabeza Casares para hacerse con la Alcaldía de Santander, el líder del PSOE cántabro ha aprovechado para pedir "limpieza" de cara a la campaña electoral. Con este llamamiento ha rechazado que se haya tratado de "atacar" a una persona como el portavoz socialista en Santander y se haya tratado de "ensuciar" su faceta pública.

"No todo vale en política", ha sentenciado su jefe de filas, que enmarca la campaña contra el concejal en un intento de "derribar a un rival fuerte" que va a ser -ha vaticinado- el próximo alcalde de la capital. A este respecto, ha considerado "indecente" que se hayan manipulado audios aportados a la causa de las supuestas firmas falsas en la UC, como desvela este viernes un medio de comunicación (eldiario.es cantabria).

AVANCE SOCIAL

En su detallado repaso de los siete meses de Gobierno de Pedro Sánchez, del que ha destacado el "avance social" logrado, y la incidencia de su gestión en Cantabria, Pablo Zuloaga se ha referido a multitud de asuntos, proyectos, obras, infraestructuras y patrimonio de la Comunidad que depende del Estado, así como a las diversas medidas -económicas, sociales o en ámbitos como la educación y la sanidad- puestas en marcha por la administración central y que repercuten en la Comunidad.

Entre las actuaciones previstas ha citado la relacionada con el futuro de la depuradora de Vuelta Ostrera, sobre la que pesa sentencia firme de derribo del Tribunal Supremo y cuyo derribo es "inevitable". Así, de cara a ese paso, Zuloaga espera que en los "próximos meses" o incluso "semanas" se pueda disponer de información sobre la solución que adopte el Ministerio en relación con el emplazamiento donde finalmente se levantará la nueva estación de entre todas las alternativas propuestas.

En relación con este proyecto y otros previstos en la región, ha rechazado los mensajes "poco madurados" en contra de los informes técnicos lanzados últimamente y ha apostado en su lugar por mejorar el marco jurídico para que las actuaciones tengan mayor solvencia.

Zuloaga, que ha valorado el pago del Estado de los 22 millones de euros para el Hospital Valdecilla, deuda que el PSOE ha saldado "en siete meses" y el PP no fue "capaz de asumir en siete años", ha citado otros muchos proyectos dependientes del Gobierno central, como la sede cultural de la Fundación Enaire en Santander, y ha criticado al respecto que el Ayuntamiento haya decidido "apartarse" de esta actuación y "quedarse a un lado".

Contador