Abogado de la segunda empresa cárnica de Tarancón (Cuenca) acusa a los sindicatos de "dejación grave en sus funciones"


Actualizado 09/07/2008 11:18:57 CET

CUENCA, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El abogado de la cárnica Luis Loriente, Gonzalo Domínguez, acusó de "dejación grave en las funciones de los sindicatos" y les tachó de "irresponsables" al afirmar algo que es "mentira".

El día 26 de junio el juzgado de lo mercantil de Cuenca dictó un auto en el que se confirmaba el concurso voluntario de acreedores por parte de la cárnica. Ese mismo día, su representante legal mantuvo un encuentro con el Comité de Empresa para informar a los empleados del conflicto.

En esa reunión, según explicó Domínguez en declaraciones a Europa Press, los representantes legales pidieron la presencia de los abogados de los sindicatos ante la complejidad y gravedad del caso. Domínguez aseguró que los abogados sindicales recibieron avisos desde el Comité de empresa y del despacho de abogados, pero no acudieron a la cita.

Por esto, el abogado de la cárnica amenazó con emprender acciones legales contra los representantes laborales. "No atendieron a la petición del Comité de Empresa para que se desplazaran a Tarancón para reunirse con el abogado de la empresa. Me gustaría que los representantes sindicales que han hecho esas declaraciones o las rectifiquen, o que sean más prudentes con lo que alegremente afirman porque si no, este abogado afirma que ejercerá las actuaciones legales oportunas".

El abogado explicó que la empresa ha presentado este concurso voluntario de acreedores ante la imposibilidad de hacer frente al crédito hipotecario que tienen con el Banco Santander, que con su ejecución habría propiciado el cierre de la empresa.

Todo esto porque, como medida de protección, la ley concursal bloquea este proceso durante al menos un año o hasta que se apruebe un convenio que afecte al bien.

"Ante la situación de impago de cuotas hipotecarias, y la posibilidad de que el Banco Santander hiciera demanda ejecutiva de la ejecución de la hipoteca de todas las instalaciones industriales, precisamente para paralizar esa acción del banco y tener período de reestructuración, se mete la declaración de concurso", aseveró Domínguez.

En la actualidad la cárnica cuenta con más de dos millones de euros para vender en materias primas, con lo que se garantiza por el momento el salario de los trabajadores.

Ante la falta de confianza de los proveedores, Domínguez explicó que en un proceso concursal se garantiza el pago, siempre que sea posterior a la fecha del auto, que en este caso ha sido el 26 de junio.

El mes de septiembre se erige como fecha clave para conocer la resolución de si la empresa puede seguir desarrollando su actividad de matanza.