Acusado de asestar un navajazo a otro cerca de una discoteca en Toledo reconoce los hechos

Acusado navajazo
EUROPA PRESS
Actualizado 13/11/2018 13:14:35 CET

TOLEDO, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El acusado de un delito de homicidio en grado de tentativa por asestar un navajazo a otro varón de 34 años tras iniciar una discusión en las inmediaciones de la discoteca Oki-Oki de Toledo el 1 de enero de 2017, identificado como Y.B.M.F., ha reconocido los hechos durante la sesión del juicio que se ha celebrado este martes en la Audiencia Provincial.

Tras reconocer los hechos, ha sido el turno para los peritos, que han explicado que la herida que presentaba la víctima es "compatible con un objeto punzante", añadiendo que si no se hubiera tratado correctamente hubiera podido "comprometer la vida" de este varón.

Según los peritos, el acusado presentaba un diagnóstico por consumo de drogas, alcohol y medicamentos, algo que podría "afectar a sus facultades de manera importante", pero que "no anula" las mismas.

Por su parte, el Ministerio Fiscal ha mantenido su acusación de 4 años y 11 meses de prisión, que ya contemplaba la rebaja de un grado en la pena mediante eximente incompleta, ya que se elimina la medida de seguridad, porque a su juicio, es "necesario" un tratamiento de desintoxicación prolongado.

Por su parte, la acusación ha indicado que "reconocer los hechos, implica recordarlos", pues, en su opinión, el acusado "sabía y quería hacer lo que hizo", por lo que ha negado que el consumo de sustancias "hubiera afectado a sus capacidades".

La defensa de Y.B.M.F. ha pedido eximente completa para el acusado, ya que se veía afectado por una "perturbación de su conciencia" por consumo de drogas, alcohol y medicamentos.

Asimismo, ha señalado que si se produce eximente incompleta esta debería rebajarse en dos grados y por tanto la pena debería quedarse en 2 años y 6 meses de prisión.