Los agricultores de C-LM pueden solicitar primas de arranque de viñedo hasta el 8 de agosto


Actualizado 15/07/2008 16:14:42 CET

TOLEDO, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los agricultores de la provincia de Toledo y de Castilla-La Mancha podrán solicitar las primas de arranque de viñedo hasta el próximo día 8 de agosto, según destacaron hoy el delegado de la Junta en Toledo, Fernando Mora, y el delegado provincial de Agricultura, Gustavo Martín, durante la presentación de la orden que regula el régimen de prima de arranque de viñedo contempladas por la nueva Organización Común de Mercados (OCM) vitivinícola.

Las solicitudes se pueden presentar, desde el pasado día 10 de julio, en la Delegación Provincial de Agricultura, en las oficinas comarcales agrarias de la provincia y en las entidades colaboradoras que son Caja Rural, Caja Castilla-La Mancha, la Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja) y la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), según informó la Junta en nota de prensa.

Mora y Martín coincidieron en resaltar el carácter social de esta medida con la que se pretende solucionar los excedentes de vino que se registran en Europa y, sobre todo, dar salida a personas mayores que quieren arrancar viñedo "porque su explotación no les es rentable".

Además, el responsable de la Agricultura provincial quiso resaltar que con esta medida no se producirá impacto ambiental, y recordó que gracias al trabajo de Castilla-La Mancha y del país, "se consiguió que la Unión Europea redujera las 400.000 hectáreas iniciales previstas para arrancar en toda Europa, a las 175.000 hectáreas incluidas definitivamente".

Por ello, destacó Martín, "creemos que el viñedo ejerce una labor medioambiental muy importante y arrancar mucha superficie sería contradictorio, porque no beneficiaría a nuestra región".

TERRENO AFECTADO Y BENEFICIARIOS.

La superficie que se acogerá a estas primas no está fijada porque las regulará exclusivamente la propia Comisión Europea y dependerá de las peticiones que realicen los países miembros al respecto, si bien el delegado de Agricultura dijo que en Castilla-La Mancha "se podrá arrancar como máximo 50.000 hectáreas".

Según concretaron los delegados, los beneficiarios de estas primas serán los titulares de explotaciones inscritas en el registro vitícola, con parcelas ubicadas en Castilla-La Mancha, así como que la superficie admisible no debe haber recibido ayudas de reconversión y reestructuración.

Estos terrenos tampoco deben haber recibido ayudas de cualquier OCM ni pagos directos en cinco campañas anteriores a la solicitud, al tiempo que debe estar cuidada, no haber sido abonada con derechos de nueva plantación y estar inscrita al nombre del solicitante a 1 de agosto del año anterior a la solicitud, puntualizó Mora.

Los criterios de prioridad para la concesión de las primas serán: mayores de 55 años que arranquen toda la explotación; menores de 55 años que arrancan toda la explotación; mayores de 55 años que no quieran arrancar toda la explotación; y el resto de titulares, teniendo preferencia los que arranquen más porcentaje de explotación.

A juicio de Gustavo Martín serán los mayores de 55 años los que más se beneficien de esta medida de arranque de viñedo y recordó que el 45 por ciento de las explotaciones tienen titulares mayores de 65 años y que el 22 por ciento corresponden a titulares de entre 55 y 65 años.

Las condiciones, una vez que se arranque la parcela, tal y como aseguró el delegado de Agricultura, estarán sujetas al régimen de condicionalidad, es decir, habrá que mantenerlas en buen uso agrario.

Además, resaltó, recibirán junto a la prima de arranque, una ayuda desacoplada que en Castilla-La Mancha será, según previsiones de 150 euros por hectárea, y que percibirán hasta el año 2013.

El presupuesto previsto por la Unión Europea para esta medida es en el año 2008-2009 de 464 millones de euros; para 2009-2010 serán 334 millones de euros; y para 2010-2011 se presupuestaron 276 millones de euros.