Actualizado 16/06/2007 14:46 CET

La AHT considera que la festividad del Corpus influye escasamente en la actividad del sector hostelero de Toledo

TOLEDO, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Hostelería de Toledo (AHT) ha realizado una valoración del Corpus Christi de Toledo, en el que ni restaurantes ni hoteles de la capital toledana han tenido especiales llenos en los días de la Semana Grande de la ciudad.

Según informó a Europa Press la Asociación de Hostelería de Toledo, en general, el sentir de los hosteleros es que son unas jornadas prácticamente iguales con respecto al resto del año e incluso algo más flojas a causa del puente festivo que se produce para muchos de los toledanos.

El sector hostelero de Toledo no considera la Semana Grande del Corpus como días de trabajo especial debido a la afluencia de público y, a excepción de los locales situados en el Casco Histórico, por donde transcurre la procesión, para muchos de ellos la repercusión de estas fiestas no se traduce en una mayor actividad, puesto que mucha gente aprovecha para coger unos días de vacaciones fuera de Toledo.

Con respecto a otros años, la situación fue muy similar, ya que, según se indicó desde la Asociación, "éste ha sido otro Corpus más para los restaurantes de la capital castellano-manchega", con una escasa asistencia de turistas, siendo la mayoría procedentes de España y no del extranjero, aunque también hubo casos de familias toledanas que aprovecharon a ver la procesión y decidieron comer fuera de casa.

Muchos hosteleros apuntan como posible solución para mejorar la situación de estas fiestas de cara al sector el hecho de ofrecer un programa de fiestas más atractivo y hacerlo de una forma continuada a lo largo de los años, para crear una tradición.

Así, de forma unánime, los hosteleros creen que programar actividades paralelas relacionadas con la gastronomía durante estos días, como las jornadas del marisco o la cata de vinos, no hace sino perjudicar claramente al sector.

En cuanto a la ocupación hotelera, las impresiones son similares, ya que muchos representantes del sector consideran que durante la semana del Corpus han trabajado igual que el resto de semanas del año, ya que sus cifras han sido prácticamente idénticas que en años anteriores por las mismas fechas, incrementándose tan sólo la ocupación en las noches del viernes y sábado.

En cualquier caso, tanto hoteles como restaurantes toledanos sienten que "quedan muy lejos aquellos días intensos que suponían la festividad nacional del Corpus Christi", según señaló la Asociación de Hostelería de Toledo.