Este año es el segundo con menos fuegos en C-LM en 20 años, con una bajada del 32,8%

Incendios Bustares
EUROPA PRESS/MAGRAMA - Archivo
Publicado 25/10/2018 16:57:04CET

TOLEDO, 25 Oct. (EUROPA PRES) -

El año 2018 ha sido en Castilla-La Mancha el segundo con menos incendios en la Comunidad Autónoma en los últimos 20 tras el 2010, con un descenso en el número de los siniestros de un 32,8 por ciento respecto a 2017 y un total de 2.598 hectáreas afectadas, un 68,3 por ciento menos.

Así lo ha señalado este jueves en el pleno de las Cortes el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, quien ha dado cuenta de la campaña de extinción de incendios del 1 de enero al 30 de septiembre, de la que ha dicho que ha sido "excepcionalmente buena" y con unas condiciones climatológicas favorables.

En concreto, Martínez Arroyo ha indicado que el número de intervenciones en siniestros en Castilla-La Mancha entre el 1 de enero y el 30 de septiembre ha sido de 893, lo que supone una reducción del 26,32 por ciento con respecto al mismo periodo del año 2017.

CONATOS E INCENDIOS

Dividiendo los siniestros entre conatos e incendios, el consejero ha apuntado que los primeros ha sido 781 --de menos de una hectárea-- y los segundos de 112 --superiores a una hectárea--.

La disminución del número de incendios se ha producido igualmente en todas la provincias destacando las de Cuenca y Guadalajara, que suelen ser "las más complicadas", en las que la disminución del número de siniestros ha sido del 39 y el 30 por ciento, respectivamente; y del 83 por ciento y el 68 por ciento, respectivamente, en el número de incendios.

La provincia con mayor número de siniestros ha sido la de Toledo con el 33,2 por ciento, seguida de la de Albacete con el 18,58 pro ciento, Ciudad Real con el 17 por ciento, Cuenca con el 16 por ciento y Guadalajara el 14,67 por ciento.

En cuanto a incendios estrictamente forestales, es también la provincia de Toledo con el 56 por ciento la que más ha registrado en 2018, seguida de Ciudad Real con el 25 por ciento, Albacete con el 9 por ciento, Guadalajara con el 6 por ciento y Cuenca con el 4 por ciento.

NÚMERO DE SINIESTROS

Hasta el pasado día 21 de octubre el número de siniestros ha aumentado en 48, hasta una cifra total desde el 1 de enero al 31 de octubre de 941 de los que 13 son forestales. Además, la superficie afectada fue de 2.598 frente a las 8.217 de 217, un 68,3 por ciento menos.

La disminución del número de hectáreas afectadas se ha producido en todas la provincias salvo en Toledo, y el consejero ha destacado las de Albacete y Cuenca, donde se produjeron los dos grandes incendios forestales el pasado año y cuya minoración es del 95 por ciento en los dos casos.

En cuanto a la superficie forestal quemada ha sido de 1.123,68 frente a las más de 6.000 de 2017, una disminución del 81 por ciento en comparación con la campaña pasada en la que los incendios más importantes fueron en la Sierra del Segura y en Campillo de Altobuey.

Así, desde el final de la época de alto riesgo de incendios, la superficie quemada ha aumentado en 131 hectáreas, pasando a una superficie total quemada de 2.729 de las que 61 fueron hectáreas forestales, "una cifra enormemente pequeña", ha dicho Martínez Arroyo.

INCENDIOS MÁS SIGNIFICATIVOS

Los incendios más significativos de esta campaña fueron cuatro que superaron las 50 hectáreas. Así, los más importantes fueron el de Miguelturra (Ciudad Real) con un total de 232 hectáreas quemadas, el del Carpio de Tajo (Toledo) con 79,7, el de Almuradiel (Ciudad Real) con 86 y el de Moral de Calatarva (Ciudad Real) con 147.

No fue precisa la declaración de emergencia con nivel 2 en ninguno de ellos y solo pasaron a nivel 1 el de Villar del Pozo (Ciudad Real) y Talavera de la Reina, ambos por cuestiones logísticas, el primero por afectar a la línea eléctrica y el segundo por cortar la CM-4101.

Respecto a la causalidad, según los datos recopilados por el informe de investigación de las causas de los agentes medioambientales, entre el 1 de enero y el 30 de septiembre, el número de siniestros consecuencia de negligencias fue de 314, mientras que 201 fueron intencionados, 99 por rayos, 6 por reproducciones y 201 por causas desconocidas.

En definitiva, el titular de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha apuntado que se ha tratado de una campaña positiva por la que ha querido reconocer el esfuerzo y el trabajo previo realizado por parte de todos los trabajadores implicados, de los que ha dicho sentirse muy orgulloso.

PP: GEACAM, UN "CHIRINGUITO DE AMIGUETES"

El diputado del PP Antonio Martínez ha criticado que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, no se encuentre en el salón de plenos cuando se habla sobre la lucha contra el fuego, algo que, a su juicio, demuestra "lo poco que le importan" los montes, el medio ambiente y los pueblos de la región.

Según el 'popular', el consejero "camufla" bajo tanto dato lo que está sucediendo en Geacam y ha negado que la campaña "haya sido buena" porque la empresa pública "va del mal en peor" y la han convertido "en un chiriguito para colocar a sus amiguetes", le ha espetado al consejero.

Cree que la campaña hubiese sido mejor si el Gobierno regional no hubiera "despedido" a 250 trabajadores en 2017 y ha rogado al consejero que "por favor" no hagan más daño a la empresa pública. "Ya les queda poco en el Gobierno", le ha dicho.

PODEMOS PIDE CONDICIONES "DIGNAS"

El portavoz de Podemos en las Cortes David Llorente ha afirmado que "el balance triunfalista" hecho por el consejero "está alejado de la realidad" y de lo que transmiten los representantes de los trabajadores de prevención y extinción de incendios.

"Menos mal que no ha habido muchos incendios" este verano porque en cuanto a dotación de personal "ha sido la peor campaña en muchos años".

Ha reconocido que en la actual legislatura la plantilla de Geacam volvió a trabajar en los 12 meses pero "siguen faltando medios y plantilla" y ha advertido de que el personal de Geacam no solo está para prevenir o apagar incendios sino que está también para actuar en otras emergencias medioambientales y "no se está aprovechando".

Ha pedido condiciones "estables y dignas" para toda la plantilla de Geacam y avanzar en la negociación colectiva y consensuar el convenio con todos los sindicatos y, sobre los agentes medioambientales, ha lamentado que aún no se hayan recuperado los 120 agentes que se perdieron en la legislatura anterior.

PSOE: AHORA SE INVIERTE MÁS EN PREVENCIÓN

La diputada socialista Carmen Torralbaha ha afirmado que los resultados de la campaña de extinción de incendios "no son casualidad" sino que --ha defendido-- "ahora se invierte más en prevención" y los trabajos preventivos se inician en enero y no en abril como ocurría antes.

Ha aplaudido que hoy Castilla-La Mancha cuenta con un dispositivo "eficaz", que no tiene nada que ver con el de la legislatura anterior, y ha defendido el "giro de 180 grados" que ha dado el Gobierno de Emiliano García-Page a la empresa pública Geacam.

Esta empresa, ha explicado, cuenta ahora con un plan de modernización y, además, participa en proyectos internacionales. Igualmente, ha añadido que Geacam ha pasado a estar "en riesgo de desaparición" a tener "un futuro viable" con el Gobierno socialista.