Actualizado 28/11/2007 22:32 CET

El Antiguo Convento de la Merced de Ciudad Real acoge la primera exposición sobre Miguel Prieto en España

CIUDAD REAL, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda y el presidente de la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC), José García-Velasco, inauguraron hoy en el antiguo convento de la Merced de Ciudad Real la exposición 'Miguel Prieto 1907-1956. La armonía y la furia', con motivo de la conmemoración del centenario del nacimiento del artista manchego.

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la empresa pública Don Quijote, y la SECC, adscrita al Ministerio de Cultura, han organizado esta muestra que reúne más de 400 piezas procedentes, en su mayoría, de la familia Prieto, entre óleos, grabados, dibujos, bocetos, manuscritos, revistas y periódicos, entre otras obras, informó la Junta en nota de prensa.

A la inauguración también asistieron los hijos de Miguel Prieto, Ángel y Miguel; la nuera de Miguel Hernández, Lucía Izquierdo; el hijo de Alberto Sánchez, Alcaén Sánchez y el sobrino del pintor Josep Renau, Jordi Ballester, entre otras personas que conocieron al autor.

La exposición, la primera que se celebra en España sobre el artista manchego (Almodóvar del Campo 1907- México D.F. 1956), aborda las múltiples facetas de Miguel Prieto como pintor y artista militante, tipógrafo, figurinista, ilustrador y escenógrafo con el fin de reincorporar a la memoria española a una de las figuras más desconocidas de nuestra cultura que, sin embargo, resulta imprescindible para trazar el mapa literario y artístico del siglo XX.

Prieto fue un artista militante que empeñó su talento creativo en las tareas colectivas de emancipación cultural del pueblo español emprendidas durante la Segunda República con García Lorca, Miguel Hernández, Emilio Prados, Rafael Alberti y tantas otras figuras del mundo intelectual y artístico de España.

Juana María Perujo, para la semblanza general del artistas, Jaime Brihuega, para su pintura, y Juan Manuel Bonet, para su labor como tipógrafo son los comisarios de esta muestra que evoca, gracias a la colaboración estrecha de la familia del artista, una época marcada por la trascendencia cultural de la Segunda República, la experiencia de la Guerra Civil y el contexto histórico y cultural del exilio en México.

El montaje está dividido en dos apartados que recorren la trayectoria vital y artística del homenajeado: 'Miguel Prieto en España 1907-1939' y 'España en la Memoria' y que reúnen, entre otras, obras como la galería de retratos de Antonio Machado, Miguel Hernández o Dolores Ibárruri; la Composición alegórica de los desastres de la guerra, junto a numerosos ejemplos de trabajos elaborados por Prieto en su faceta de tipógrafo, diseñador gráfico, escenógrafo, figurinista en el mundo de la danza, el teatro y la ópera.

'Miguel Prieto 1907-1956. La armonía y la furia', que estará en el Antiguo Convento de la Merced hasta el 17 de febrero, es la duodécima gran exposición organizada por la empresa pública Don Quijote de la Mancha y la cuarta en colaboración con la SECC, después de 'Las tres dimensiones del Quijote, 'Alberto y el Quijote de Kózintsev' y 'El arte en la España del Quijote' que registró más de 35.000 visitas durante su estancia en Ciudad Real.