Publicado 24/10/2017 20:36CET

La aparición de una linterna y el ADN en una botella sitúan a Morate junto a los cuerpos de Laura y Marina

El abogado defensor y el inspector jefe de la Policía Judicial discuten durante el interrogatorio en varias ocasiones

CUENCA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El testimonio del inspector jefe de la Brigada de Policía Judicial de Cuenca vertido en la tarde de este martes en el juicio contra Sergio Morate por doble asesinato ha situado al presunto autor de las dos muertes en el lugar donde aparecieron los cuerpos de Marina y Laura, en el entorno de la localidad de Palomera, a unos 10 kilómetros de la capital conquense.

En concreto, y a preguntas de la representante del Ministerio Fiscal, ha aseverado en su testificación por un lado que aparecieron restos de ADN de Morate en una botella de la Virgen de Lourdes; de igual modo que una linterna encontrada "por casualidad" cerca del lugar puede guardar relación con el acusado, ya que funcionaba con tres pilas del mismo paquete al que pertenecía una cuarta, que apareció dentro de su envase en la casa de los padres del encausado.

Como extremo relevante, también ha desvelado que se encontraron restos orgánicos de Morate en la palanca de cambios y en el volante del vehículo que presuntamente se utilizó para trasladar a los cadáveres, propiedad de un amigo del acusado, y el cual le prestó el mismo día de los hechos a petición suya, sin ser conocedor del motivo por el cual lo necesitaba.

REGISTROS DOMICILIARIOS Y HALLAZGO DE LOS CUERPOS

Como datos del registro realizado en la calle río Gritos donde podrían haberse cometido los asesinatos, el agente ha explicado que sí que se encontraron bridas, cinta americana y un paquete de bolsas grandes, de donde faltaban en concreto dos unidades.

Continuaron los registros en Chillarón y Palomera "con toda la artillería", con servicio aéreo, guías caninos o unidades Geo de intervención submarina para "buscar los cadáveres". Ya el día 12 de agosto, según el testimonio del inspector, recibe la comunicación de Arturo M., la persona que se encontró los cuerpos.

"Una vez allí, comprobamos un fuerte olor. Vi los cuatro pies. La zona ya estaba acordonada y se habían iniciado las labores", ha comentado, añadiendo que los cuerpos estaban "semienterrados y con cal viva".

A partir de ahí, inician la investigación para relacionar a Morate con la compra de cal viva, lo cual le lleva no sólo a establecimientos de Cuenca sino a algunos de la provincia. Por fin, dieron con un local en el Polígono Sepes donde hay constancia de haberse vendido en los últimos días de julio dos sacos de cal de 15 kilos, valorados en 10 euros cada uno. En esa zona se consiguió situar igualmente el teléfono móvil de Morate.

También se estudió la compra de pico y pala, y fue el hallazgo de una pala en el Opel Frontera propiedad de Morate lo que llevó a relacionar esa compra con una linterna frontal encontrada en los alrededores de dónde aparecieron los cuerpos.

Con estos últimos acontecimientos, el día 13, se dicta la orden internacional de detención a través de la Oficina de Policía Judicial, quien tiene las competencias para ello.

INTENSO INTERROGATORIO DE LA DEFENSA

La declaración del inspector que ha durado un total de dos horas y cuarenta minutos, y en el turno de las preguntas de la defensa se han vivido momentos de más intensidad. En primer lugar, cuando el abogado de Morate le afeaba que diera por hecho que la ubicación del encausado era en Palomera en virtud de los repetidores de comunicaciones cuando esos repetidores abarcan varios kilómetros a la redonda.

Igualmente, la ha preguntado en repetidas ocasiones el motivo por el cual él mismo se encargó del traslado de Morate una vez que llegó a España, y la razón por la cual siguió acompañando al detenido cuando es competencia de otro cuerpo policial.

"Le explico: yo he dirigido esta investigación desde el minuto 0. Como director, soy el que me pongo los servicios y me pongo lo que tengo que hacer. Me da igual que haya servicios de traslados, porque soy yo el que dispone y quiero conocer todo lo que está ocurriendo", ha detallado visiblemente enfadado.

Prosiguiendo con su respuesta, ha apuntado que él tenía que encargarse de "gestionar una gran cantidad de cosas". "Y quiero estar presente, ¿vale?. Y otra cosa, en el traslado de nuevo a la cárcel de Estremera, le acompaño porque Sergio así nos lo pide y no quiere que le dejemos solo. ¿Le ha quedado claro", ha espetado.

En este tramo del interrogatorio, el presidente de la Audiencia Provincial, José Eduardo Martínez, ha tenido que llamar en reiteradas ocasiones la atención a ambos, llegando incluso a amenazar con "tomar medidas".

LOS CUERPOS APARECIERON "EN CÍRCULO Y CON POLVO BLANCO"

Al final de la sesión vespertina han intervenido un total de cuatro agentes de Policía Nacional. Estos agentes fueron los primeros en llegar al lugar del hallazgo de los cuerpos tras la llamada del Servicio de Emergencias 112.

El testimonio de estos agentes ha confirmado que los cuerpos aparecieron semienterrados, en posición circular y "con una especie de polvo blanco" cubriéndoles por encima.

Para leer más