Actualizado 27/07/2007 16:10 CET

Araújo insta a los cargos de Ordenación del Territorio y Vivienda a contribuir en la transformación de C-LM

La región pesará "como nunca" al hablar de agua, estará comunicada por autovías y AVE y aprovechará su extensión de forma sostenible

TOLEDO, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta primera y consejera de Economía y Hacienda, María Luisa Araújo, instó hoy a los nuevos directores generales de la Consejería de Ordenación del Territorio y Vivienda a contribuir, en el ejercicio de competencias de cada Dirección General, a "esa transformación que está por llegar" en la región, y que permitirá que Castilla-La Mancha pese política y efectivamente "como nunca" cuando se hable de agua.

Así lo indicó, junto al consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, Julián Sánchez-Pingarrón, en el acto de toma de posesión como secretaria general Técnica de Paloma Heredero; como director general de Carreteras, de Roberto Puente; del director general de Transportes, Raúl Clemente; la directora general de la Vivienda, Rosa Jiménez; el director general de Urbanismo, José Antonio Carrillo y la directora general de Planificación Territorial, Bárbara Pons.

La vicepresidenta primera, que destacó el hecho de que Castilla-La Mancha haya convertido su autonomía política en un acelerador histórico, recordó que en esta legislatura se completará la red de más de 2.800 kilómetros de autovías y autopistas y la que unirá por alta velocidad las principales ciudades de la región; se garantizará en mejores condiciones el acceso a la vivienda y se aprovechará la extensión territorial de forma inteligente y sostenible.

En el día "del nuevo equipo" de la Consejería, reconoció Araújo el valor que tiene este compromiso, y tras destacar que sus currículum "son apabullantes", les agradeció que algunos de ellos estuvieran en otros ámbitos y no hayan "dudado un segundo en dejar incluso la comodidad de un hogar" fuera de Toledo para integrarse en la Consejería y poner en marcha "los retos apasionantes de esta casa" de cara a hacer más y mejor Castilla-La Mancha.

Pero además, insistió la también consejera de Economía, hay que hacer las "pequeñas cosas", como la tramitación de expedientes, la aprobación de RPT, el proceso de archivo, la atención del correo o la atención a los empresarios para que se acerquen "a pedirnos información" y a los que demanden los servicios porque son estas cosas "las que marcan la diferencia" y hacen "un gran equipo".

TODOS LOS LADRILLOS, NECESARIOS

Aunque señaló que no daría lecciones "de construcción" en un lugar como la Consejería de Ordenación del Territorio y Vivienda, sí dijo que hay que saber que "en un edificio todos los ladrillos son necesarios y cada uno cumple un objetivo" y en este sentido, todos los miembros de la Consejería "sóis imprescindibles para que el proyecto de Castilla-La Mancha tenga éxito".

Por último, la vicepresidenta primera les instó a vivir todos los días no como el primero "sino como si fuera el único" y que además, se afronte con el optimismo que Joan Manuel Serrat señalaba en una de sus canciones, de que "cada día puede ser un gran día". Todo depende, concluyó, "de la actitud con la que nos enfrentemos a él".

Por su parte, el consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, Julián Sánchez-Pingarrón, recalcó la idea de la vicepresidenta segunda de trabajar por defender la región, y por desarrollar la red de comunicaciones, el conseguir que el agua "no sea un factor limitante sino que contribuya a la construcción.

La región, continuó, tiene que crecer "mucho en los próximos años" pero "de forma ordenada y con criterio" y por eso, apostó asimismo por consolidar el derecho a la vivienda y por trabajar para que "no se frustre" el derecho a un hogar digno.