CCOO alerta de la pérdida de cerca de 150 empleos en Cuenca


Actualizado 15/12/2015 11:45:07 CET
Martínez y Genillo (CCOO) en rueda de prensa
EUROPA PRESS

TOLEDO, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

   CCOO ha advertido de que un total de 600 trabajadores adscritos a los Servicios Centrales del Grupo Liberbank, cerca de 150 de ellos en Cuenca, podrían ver en riesgo su puesto de trabajo por la externalización de actividades que el grupo va a llevar a cabo con la creación de una empresa, participada al cien por cien por Liberbank.

   Así lo ha puesto de manifiesto el responsable de la Sección Sindical de CCOO en Liberbank, Carlos Genillo, durante la rueda de prensa que ha ofrecido junto al secretario de la Federación Estatal de Servicios, Chema Martínez, antes de la reunión del Comité Regional de esta federación en Toledo.

   Genillo ha condenado la intención del grupo de externalizar servicios por medio de la creación de una empresa 'ad hoc', denominada 'Factoría de Transformación de operaciones y servicios' "ajena" a la actividad bancaria de Liberbank, que tendrá sede en Toledo y cuyos trabajadores quedarán fuera del convenio colectivo del ahorro.

   Dicho esto ha indicado que esos 600 trabajadores afectados --300 de Oviedo, cerca de 100 de Santander, 150 de Cuenca y otros tantos de Cáceres y Plasencia -- verán en riesgo sus puestos de trabajo, pues no se trata de una mera operación geográfica sino de una actuación con la que el grupo convertirá el empleo "estable en precario".

   De su lado, Martínez ha condenado que Liberbank no dialogue con los sindicatos después del ERTE aplicado, y que sigue vigente hasta 2017, añadiendo que "lo peor" de todo es que no cumpla con la normativa laboral, algo que está denunciado ante el Banco de España.

   Ha recordado que además ha perdido una sentencia en la Audiencia Nacional por transgredir la negociación colectiva, pues de forma "fraudulenta" ha ofrecido bajas incentivadas estando en vigor el ERTE, mientras "no se ha cortado en repartir dividendos entre sus accionistas".

   "Es una empresa que, desde que le pusimos una querella criminal por lo que entendíamos como una agresión a los procesos fiscales y por tráfico de influencias del marido de María Dolores de Cospedal, ha cortado toda la relación con los sindicatos, de forma especial con CCOO, lo que está perjudicando a toda la plantilla", ha terminado.