Desarticulan un grupo criminal y esclarecen 56 delitos


Actualizado 08/01/2015 12:29:48 CET
Operación 'Blonda'
DELEGACIÓN

TOLEDO, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido a tres personas integrantes de un grupo criminal organizado especializado en cometer delitos de robo con fuerza en las cosas en naves y bares de las zonas norte de Toledo y norte-sur de Madrid.

Según ha informado en nota de prensa la Delegación del Gobierno, otras cinco personas más han sido detenidas durante esta operación por delitos de receptación y encubrimiento. Hasta el momento se han esclarecido 56 hechos delictivos y se han recuperado efectos con un valor aproximado de 300.000 euros.

A finales del pasado mes de septiembre, el Área de Investigación del Puesto Principal de la Guardia Civil de de Illescas se hizo cargo de la investigación de un delito de robo cometido en una nave industrial de la localidad de de Numancia de la Sagra. Las particularidades de la comisión de este delito hicieron sospechar a los agentes que tenían ante sí a unos delincuentes especializados.

Durante el desarrollo de las investigaciones se pudo comprobar como tres individuos de origen rumano formaban un grupo criminal organizado, con un claro cabecilla, que utilizaban a terceras personas para la ocultación del material sustraído y para darle salida al mercado.

MODUS OPERANDI

Los integrantes del grupo criminal estudiaban los objetivos y planificaban el robo de forma meticulosa, llegando a estar tres o cuatro noches vigilando el local hasta cerciorarse de poder perpetrar el delito con total impunidad.

Hasta el lugar se desplazaban habitualmente en una furgoneta conducida por el cabecilla del grupo, que dejaba por separado a los otros dos componentes en los caminos cercanos al polígono industrial para estudiar el objetivo. Posteriormente se dirigía al pueblo más cercano dónde estacionaba el vehículo, recogía las herramientas que previamente había escondido en el habitáculo del motor para evitar que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado las localizaran en el caso de ser identificados, y hacía el reconocimiento del terreno de forma discreta en una bicicleta de montaña que llevaba cargada en la furgoneta.

Una vez asegurado su objetivo, generalmente entraban practicando un butrón en el techo, introduciéndose en el interior utilizando cuerdas de escalada y arneses de seguridad. Además de bares, su atención se centraba en naves y fábricas que trabajan el acero, la electricidad o el cobre, de las que sustraían numerosos efectos.

Para el transporte de los efectos utilizaban su furgoneta o algún vehículo similar que sustraían del interior de la nave, dando salida a los mismos en chatarrerías de la zona sur de Madrid utilizando para ello documentación falsa.

Cuando cometían los robos en bares, reutilizaban la maquinaría sustraída en un establecimiento similar que regentaba la pareja sentimental del cabecilla del grupo criminal en la localidad madrileña de Brunete.

FASE DE EXPLOTACIÓN

El pasado día 17 de diciembre se inició la fase de explotación tras obtener la correspondiente autorización judicial, practicándose tres entradas y registros domiciliarios en Casarrubios del Monte (Toledo) y en las localidades madrileñas de Brunete y Navalcarnero, procediéndose a la detención de los tres integrantes del grupo criminal organizado, así como otras cinco personas como supuestos autores, en su caso, de los delitos de encubrimiento y receptación. En total ocho personas, seis hombres y dos mujeres, siete de nacionalidad rumana y una española, de edades comprendidas entre los 25 y 47 años.

EFECTOS INTERVENIDOS

Entre los efectos intervenidos hay herramientas, electrodomésticos, teléfonos móviles y cableado de cobre procedentes de los hechos investigados, valorados en cerca de 300.000 euros.

También se ha intervenido ropa utilizada para la comisión de los hechos delictivos, dos vehículos utilizados para la comisión de los hechos delictivos, tresfurgonetas sustraídas del interior de las naves industriales y 400 euros en efectivo.

HECHOS DELICTIVOS ESCLARECIDOS

Hasta el momento se han esclarecido un total de 56 hechos delictivos, no descartándose que este número aumente por la investigación sobre los efectos recuperados. El grupo delictivo investigado tenía tres zonas de acción perfectamente definidas, situadas en la zona de La Sagra, zona del Henares y zona de Humanes.

De los 42 robos con fuerza en las cosas, 21 en provincia de Toledo (Cedillo del Condado, Numancia de la Sagra, Yeles y Yuncos) y 21 en provincia de Madrid (Alcalá de Henares, Paracuellos del Jarama, Aljalbir, Moraleja de En medio, Pinto, Navalcarnero y Humanes), de los cuales 40 en naves industriales y dos en bares.

Los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número tres de Illescas, decretando la Autoridad Judicial el ingreso en prisión de los tres integrantes del grupo criminal organizado.

Para leer más