Fomento licita la construcción de un aparcamiento de emergencia en Villaluenga de la Sagra en la A-42, en Toledo

Actualizado 10/10/2007 13:20:18 CET

Fomento licita la construcción de un aparcamiento de emergencia en Villaluenga de la Sagra en la A-42, en Toledo

Actualizado 10/10/2007 13:20:18 CET

TOLEDO, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Fomento ha licitado las obras del aparcamiento de emergencia en el tramo de Villaluenga de la Sagra de la autovía de Toledo, A-42, en la provincia de Toledo, con un presupuesto de licitación que asciende a 869.957,21 euros.

La actuación tiene por objeto la construcción de un aparcamiento de emergencia en el punto kilométrico 51 de la Autovía de Toledo A-42 en Villaluenga de la Sagra, provincia de Toledo, para evitar la circulación de vehículos, especialmente pesados, que impidan el paso de los quitanieves u otros vehículos durante los episodios de fuertes nevadas.

En concreto, entre las características principales de la obra destaca que el acceso al aparcamiento se realizará a través de una entrada y salida únicas situadas en la glorieta sobre la N-410a, que forma parte del semienlace con la Autovía de Toledo en el punto kilométrico 51, entre Cabañas de la Sagra y Villanueva de la Sagra, disminuyendo las dimensiones de las dos isletas de acceso.

Asimismo, se organiza el aparcamiento con viales interiores de 10,3 metros de ancho y dispondrá de 175 plazas para vehículos pesados con dimensiones entre 3,5 por 15 metros, o articulados, y los de 2,7 por 7 metros, camiones pequeños.

También se dispondrán cunetas perimetrales revestidas y un colector que vierta las aguas captadas por escorrentía de la plataforma hacia una cuneta de la A-42.

Además, las marcas para señalizar los viales interiores y los de estacionamiento se realizarán con pintura termoplástica en caliente y en frío las superficiales y se prevé la señalización vertical y la cartelería de acceso y de la ordenación interior del recinto, el balizamiento con captafaros tipo ojo de gato y las defensas metálicas necesarias con sus reglamentarios terminales abatidos.

Las obras finalizan con diversas medidas correctoras de restauración paisajística como el extendido de tierra vegetal, hidrosiembra y diversas plantaciones arbustivas, así como la reposición de los servicios afectados.