El Hayedo de Tejera Negra, uno de los espacios naturales más visitados de la región

Hayedo de Tejera Negra
G.J. CEREZO
Actualizado 11/11/2018 14:40:02 CET

GUADALAJARA, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Hayedo de Tejera Negra en Guadalajara, declarado Patrimonio Mundial por la Unesco, se convierte en estas semanas otoñales en uno de los espacios naturales más visitados de Castilla-La Mancha y, sin duda, el que más visitas recibe de la provincia, donde se puede disfrutar de su variado cromatismo de colores, del sosiego de sus bosques y de una espectacular variedad de especies.

Con una superficie de más de más de 1.600 hectáreas, este hayedo, enclavado en el Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara uno de los más meridionales de Europa, está ubicado en un microclima que ha permitido la conservación de una masa forestal con más de tres siglos de historia, un lugar que según palabras del director de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Santos López Tabernero, "en esta época recibe miles de visitas y el marchamo de calidad de la Unesco ayuda a ello".

A unos dos kilómetros del término de Cantalojas (Guadalajara) se sitúa el Centro de Interpretación que abre la puerta a este paraje vivo y diverso, en el que conviven hayas con acebos, abedules y tejas, pero también una múltiple variedad de fauna como corzos, zorros, tejones o jabalíes hasta milanos y águilas reales, y entre el musco, en otoño es el momento ideal para encontrar el boletus edulis, un manjar gastronómico en esta época del año.

"El Hayedo de Tejera Negra es el espacio natural más visitado de la región y este año, gracias al agua, ha recobrado su aspecto más salvaje y natural", ha señalado Tabernero en una entrevista a Europa Press en la que ha atribuido también gran parte del éxito a las rutas que hay organizadas, así como a otras actividades complementarias que se desarrollan no sólo en este parque sino en todos los espacios naturales desde la Junta de Castilla-La Mancha.

"Eso también incentiva a acudir a la comarca y visitar la zona, comer y hasta a hospedarse", ha apostillado este responsable.

"Es una forma de crear vida y favorecer también el desarrollo de estas comarcas", ha señalado el director de Medio Ambiente, quien advierte a los visitantes de que, debido a las numerosas visitas que se concentran, especialmente durante esta época otoñal, que se informen a través de la página web, sobre todo en fines de semana, ya que es cuando hay más gente y "el número de vehículos para acceder al aparcamiento está limitado".

En todo caso, el director de Medio Ambiente no cuestiona que ahora este parque adquiere una especial belleza cromática, pero cree que también es un lugar "espectacular de montaña" para visitar en primavera, e "incluso cuando empieza la nieve", ha incidido.

En cuanto al tipo de turista que prima en este parque, sin duda, según Tabernero, los madrileños, y lo atribuye a la cercanía.

Después de años secos, este 2018 la naturaleza tanto en esta zona como en otras, emanan agua y adquieren una belleza que no tenían en años anteriores, ha dicho Tabernero anunciado una próxima visita a la zona, aún sin fecha, del consejero de Medio Ambiente.