Actualizado 06/02/2009 18:40 CET

La Junta sanciona a la empresa que construye la variante suroeste de Toledo por arrancar dos ejemplares de almez

TOLEDO, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Comunidades ha abierto expediente sancionador a la empresa que está construyendo la variante suroeste de Toledo por haber procedido al derribo de dos árboles que esta actuación contemplaba proteger, con su arranque y posterior replantación. Concretamente, se trata de dos ejemplares de almez situados en las proximidades de la actual carretera CM-4000.

Según recuerda la Delegación de la Junta en Toledo, con fecha 11 de noviembre de 2006, se publicó en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto de la variante suroeste de Toledo, donde se establecían, entre otras medidas correctoras, las relativas a la protección de la vegetación durante la ejecución de las obras, informó el Gobierno regional en nota de prensa.

En esta declaración se establecían medidas específicas de protección de especies protegidas como son los enebrales y las encinas existentes en el tramo y prescribía que se minimizase la superficie ocupada por la autovía (prescripción que se cumple modificando el diseño inicial del estudio informativo reduciendo la mediana en dos metros de ancho en todo el trazado), procediéndose al transplante de los ejemplares más singulares que pudieran verse afectados por el trazado, coordinando con la Delegación de Medio Ambiente la elección de dichos ejemplares singulares.

Así, estos ejemplares singulares fueron concretados en la reunión de coordinación de los aspectos de seguimiento del Plan de Vigilancia Ambiental con la Delegación de Medio Ambiente (21 de julio de 2006). Se señalaron los ejemplares singulares de encina y enebro, procediéndose a su posterior transplante en las fincas adyacentes a su ubicación anterior.

Además, se señalaron para transplante los dos ejemplares de almez ubicados en las proximidades de la actual carretera CM-4000 y que se veían afectados por el enlace de conexión de la variante suroeste con dicha carretera, dado que la variante en este tramo se encuentra muy condicionada por la ubicación de la estructura de paso sobre el río Tajo.

El pasado jueves, día 29 de enero, según explicó el Gobierno regional, la empresa constructora, UTE Rayet-Constructora San José, procedió al derribo de los dos ejemplares de almez citados sin existir comunicación previa a la dirección ambiental de las obras (integrada por la dirección facultativa), ni a la Delegación de Industria, Energía y Medio Ambiente.

Al haberse detectado este incumplimiento de los acuerdos establecidos en la reunión de coordinación con la Delegación de Medio Ambiente (21 de julio de 2006), la Dirección Ambiental de las obras remitió escrito a la empresa solicitando informe justificativo de las razones por las que se ha producido el citado incumplimiento.

También la Delegación de la Junta ha dado inicio al correspondiente expediente informativo que derive en expediente sancionador por incumplimiento de las instrucciones dadas de acuerdo con la Delegación de Medio Ambiente de Toledo. Además, se exigirá a la constructora las oportunas actuaciones compensatorias.