La madre que arrojó a los dos menores por la ventana en Recas se encuentra detenida, según el Ayuntamiento


Publicado 21/04/2015 10:21:02CET

TOLEDO, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

La mujer de 33 años que presuntamente arrojó a sus dos hijos de 10 años y 18 meses por la ventana desde un primer piso en la localidad toledana de Recas se encuentra detenida, según ha confirmado el Ayuntamiento de la localidad en su página web.

En un comunicado que ha colgado el Consistorio este martes, que recoge Europa Press, añade que la presunta autora se encuentra "sometida a evaluación médica y a disposición judicial".

Así desde el Consistorio relatan, que sobre las 20.45 horas de este lunes, el alcalde de Recas, José López, y el secretario municipal estaban ultimando los detalles a exponer en la convocatoria del pleno ordinario que debería comenzar a las 21.00 horas, cuando una de las menores se presentó en las dependencias municipales.

Esta menor denunció estas circunstancias, por lo que tanto el alcalde como el secretario se pusieron en contacto con el servicio de emergencias 112, para atender lo que en un principio "aparentaba ser un caso de violencia en el ámbito familiar".

Mientras se acordaba entre los diferentes grupos el necesario retraso en el inicio del pleno hasta que los servicios de emergencia pudiesen hacerse cargo de la menor, el alcalde recibió una llamada que le anticipaba lo que estaba sucediendo en el domicilio familiar y se desplazó hasta allí, donde acudieron los servicios de emergencia, explican desde el Consistorio.

Los dos menores están estables en la UVI pediátrica del hospital Virgen de la Salud de Toledo, según han confirmado a Europa Press, fuentes del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, quienes también han informado de que la madre ha sido derivada al Hospital Provincial de Toledo por una fractura, donde permanece ingresada.

Los menores sufrieron traumatismo en la cara y uno de ellos en la rodilla y fueron trasladados al Hospital Virgen de la Salud de Toledo. La madre también fue traslada a este centro hospitalario, después de ser reducida por la Guardia Civil.

Hasta el lugar de los hechos se trasladaron la Guardia Civil, un médico de Urgencias, una UVI y dos ambulancias. También se desplazaron hasta allí los bomberos, aunque finalmente no fue necesaria su intervención.