Memoria.- El Foro por la Memoria de Toledo se muestra "a la expectativa" del calado de las investigaciones de Garzón


Actualizado 02/09/2008 20:45:52 CET

El presidente ccree que sería bueno que se reconozca a los culpables de estos delitos porque "son crímenes de guerra que no prescriben"

TOLEDO, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Foro por la Memoria de Toledo, Emilio Sales Almazán, señaló hoy que está "a la expectativa" del alcance que tendrá la investigación ordenada por el juez Baltasar Garzón, al solicitar a instituciones como el Valle de los Caídos, la Conferencia Episcopal Española (CEE), o el Centro Documental de Memoria Histórica que elaboren diversos listados y aporten datos sobre los desaparecidos durante la Guerra Civil.

En declaraciones a Europa Press, Sales Almazán reconoció no saber qué criterios y qué propósitos se ha marcado el juez Garzón, "si pretende llegar al fondo del asunto, finalmente, después de 72 años desde que finalizase la Guerra Civil, o si se trata de una simple investigación informativa", lo que consideró, "sería una vez más un paso en falso".

También se mostró escéptico ante la posibilidad que la Conferencia Episcopal acepte fácilmente aportar dichos datos, porque "hay cientos de personas desaparecidas, sobre todo durante la etapa del Primer Terror en 1936, la más grave, al comienzo de la Guerra Civil".

En este sentido, señaló que constantemente se están encontrando restos humanos pertenecientes a esta época que no se logran identificar, "porque no existe ninguna partida de nacimiento o defunción; implemente son personas sin nombres", agregó Sales Almazán.

Asimismo, también se preguntó si la Audiencia Nacional está totalmente capacitada, en caso de que pretenda verdaderamente cerrar este asunto y llevarlo a las últimas consecuencias, lo que añadió "estaría bien", porque "ya es hora de zanjar este tema", tal y como recordó se ha hecho en otros países europeos que tuvieron dictaduras como por ejemplo Italia.

GASTOS DE LA INVESTIGACIÓN

En la misma línea, el presidente del Foro por la Memoria de Toledo consideró que debe ser el Estado quien corra con los gastos de dicha investigación "porque es el responsable de la recuperación de los cuerpos de las fosas", y en últimas consecuencias, "indemnizar a quien tenga que hacerlo".

No obstante, indicó que lo que las diferentes asociaciones de la Memoria Histórica piden es que se investiguen los diferentes archivos que contengan información y datos de los desaparecidos, "y esto no es un gasto excesivo, sino que más bien estamos hablando de la responsabilidad de un Gobierno".

En este sentido, reconoció que como asociación "no tenemos patrimonio" ni por tanto, dinero para colaborar económicamente en la investigación, aunque mostró su interés por colaborar en el tema si Baltasar Garzón lo pide. "En ese caso, aportaremos toda la información que hemos ido recabando a lo largo del tiempo, ya que constantemente aparecen nuevos datos".

Finalmente, Emilio Sales Almazán reconoció su interés por que la investigación termine reconociendo a los culpables de estos delitos, porque "son crímenes de guerra que no prescriben".

Aunque muchos de los culpables ya habrán fallecido, explicó, "debe quedar constancia en la historia de quién fue un asesino", y en su caso, "debe ser procesado", concluyó.

PROVIDENCIA

El magistrado ha tomado esta decisión como paso previo a decidir si es competente para investigar las denuncias que varias asociaciones de memoria histórica presentaron el 18 de julio de 2007 en la Audiencia Nacional. Estos colectivos solicitaban la persecución penal por delitos de lesa humanidad de los autores de las desapariciones, 'sacas', asesinatos, torturas y exilios forzosos que se cometieron a partir de 1936.

En una providencia hecha pública hoy, el magistrado solicita a la Abadía de Benedictina de la Santa Cruz del Valle de los Caídos y a la Delegación del Patrimonio Nacional en San Lorenzo del Escorial para que proporcione la información sobre "el nombre de las personas enterradas en este lugar, procedencia geográfica de los restos y causas de enterramiento".

Además, pide a los alcaldes de Granada, Córdoba, Sevilla y Madrid así como al rector de la Universidad de Granada el nombre de las personas enterradas en la fosas comunes a partir del llamado "alzamiento nacional" de 1936 y la situación de Guerra Civil que éste provocó.

Los colectivos que impulsan esta iniciativa son la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra y las Asociaciones para la Recuperación de la Memoria Histórica de Andalucía, Valencia, Cataluña, Aragón, Mallorca, Valladolid, Ponteareas (Pontevedra), Sierra de Gredos y Toledo y Arucas (Gran Canaria).