Actualizado 05/04/2016 19:03 CET

Aprueba reincorporar a los 16 interinos de la Junta

TOLEDO, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Mesa Sectorial del Personal Funcionario ha acordado este martes, con la abstención del CSI.F y el apoyo de todos los demás sindicatos, las reformas de la Relación de Puestos de Trabajo de la Junta necesarias para poder reincorporar a los últimos 16 interinos, de los 191 despedidos "ilegalmente" por el Gobierno de María Dolores Cospedal en agosto de 2012, que aún estaban pendientes de volver a la administración autonómica y que lo harán la próxima semana.

La reincorporación de estos funcionarios se producirá a lo largo de la próxima semana, concluyendo así el "prolongado, laborioso y costoso" proceso de ejecución de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) que anuló el despido masivo ejecutado por el anterior Gobierno regional, ha informado CCOO en nota de prensa.

"Estos 16 últimos interinos formaban parte del colectivo de 66 que el Gobierno de Cospedal excluyó del ámbito de ejecución de la sentencia, alegando que, de no haberlos despedido en agosto de 2012, los hubiera despedido de cualquier forma con posterioridad", añade el sindicato.

De este grupo, los otros 50 se han ido reincorporando a la Administración autonómica a lo largo de los últimos dos meses. En cuanto a los 125 a cuya reincorporación nada pudo oponer el anterior Gobierno regional --el Tribunal Supremo no admitió el recurso que pretendió presentar--, fueron readmitidos en la Junta ya en esta legislatura por el Gobierno de Emiliano García-Page.

"Con la inminente reincorporación de los 16 últimos interinos, se cerrará al fin un capítulo funesto de la historia de la Administración autonómica, enmarcado en una legislatura de la que lo único positivo que se puede decir es que ya pasó", ha señalado el responsable del sector autonómico de la FSC-CCOO, Ramón González.

González, sin embargo, advierte que todavía queda por despejar el futuro de otros veintena de funcionarios interinos despedidos y que son agentes medioambientales e ingenieros de Montes que no fueron despedidos en agosto de 2012 porque tenían que afrontar la campaña de extinción de incendios de aquel verano; pero que fueron despedidos en cuanto acabó el periodo álgido de incendios.

"Por ello, sus despidos no se incluyeron entre los anulados por el TSJCM, por lo que tuvieron que entablar demandas judiciales individuales, aun pendientes de resolverse", concluye.