Actualizado 21/08/2007 22:14 CET

La microempresa con menos de diez asalariados caracteriza al tejido empresarial de Castilla-La Mancha

TOLEDO, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

El tamaño característico de las empresas de Castilla-La Mancha es el micro, con al menos un asalariado y menos de 10, sobrepasando este tipo de empresas la media estatal de 1,9 puntos.

En el resto de los tramos en los que el Análisis del Directorio Central de Empresas (DIRCE) clasifica a las empresas según su tamaño, las medias regionales están muy próximas a las medias estatales. Sólo superamos estas medias, además de entre las microempresas, entre las pequeñas empresas, de menos de 50 asalariados, aunque en este caso sólo por 0,03 puntos, según informó CC.OO. en nota de prensa.

En los otros tres tramos, la región está por debajo, con 0,6 puntos en empresas sin asalariados; 0,2 puntos en empresas medianas, con más de 50 y menos de 200 asalariados, y 0,1 puntos en grandes empresa, con más de 200 asalariados.

El análisis de los cuadros, elaborado por el Gabinete Técnico de CC.OO. de Castilla-La Mancha, da una información detallada sobre la tipología del tejido empresarial que caracteriza a nuestra región y a cada una de nuestras provincias, así como la aportación de cada una de ellas al conjunto regional.

Toledo es la provincia de Castilla-La Mancha donde hay un mayor número de empresas, el 34,9% de todas las existentes en la región. Este mismo o muy similar porcentaje lo mantiene en tres de los cinco tramos de empresas según su tamaño, pero tiene un porcentaje dos puntos superior de pequeñas empresas, de entre 10 y 49 trabajadores, y casi un punto (0,9) inferior de grandes empresas.

Es decir, la nota más característica del tejido empresarial de Toledo respecto al resto de las provincias es su mayor especialización en pequeñas empresas.

La siguiente provincia con mayor número de empresas es Ciudad Real, con un 24% del total regional. En esta provincia destaca el mayor peso, por este orden, de las empresas medianas, de entre 50 y 199 asalariados, y de las pequeñas. Sin embargo, su porcentaje de empresas grandes es inferior.

En Albacete se concentra el 20,4% de las empresas de la región y su reparto, en cuanto al tamaño y en relación con la estructura regional, es bastante uniforme, destacando en su caso tanto el porcentaje de microempresas como el de grandes empresas.

Sin embargo, en Cuenca, en donde se localiza el 11,1% de las empresas de Castilla-La Mancha, escasean las empresas de más de 10 trabajadores, con pequeñas, medianas y grandes, especialmente de estos dos últimos grupos.

GUADALAJARA.

Por último, en Guadalajara se localiza el 9,7% restante de las empresas de la región. Al contrario que en casi todos los demás casos, en la estructura empresarial de Guadalajara destaca el porcentaje de grandes empresas, muy superior a la media regional. Es la única provincia de la región donde este porcentaje se acerca a la media estatal.

Respecto a grandes empresas, señalar que en Castilla-La Mancha no hay ninguna de más de 5.000 asalariados, con 99 en toda España, aunque sí existen seis empresas de entre 1.000 y 4.999 asalariados, de las que tres se ubican en Ciudad Real, dos en Albacete y una en Cuenca.

De entre 500 y 999 hay nueve, una de ellas en Ciudad Real, tres en Guadalajara y cinco en Toledo; y de entre 200 y 499 contamos con 91, estando 31 en Toledo, 21 en Albacete, 18 en Ciudad Real, 15 en Guadalajara y 6 en Cuenca.