"La parte más complicada" para que la Ley de Bienestar Animal sea una realidad "está solventada"

José García Molina se reúne con Ecologistas en Acción
JCCM
Actualizado 23/10/2018 14:50:49 CET

Ecologistas pide al Gobierno dar prioridad a esta ley "por el revulsivo que ello supone en la protección animal y medioambiental"

TOLEDO, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente segundo del Gobierno regional, José García Molina, ha asegurado que "la parte más complicada" para que la Ley de Bienestar Animal en Castilla-La Mancha sea una realidad "está solventada". "Nos quedarán los flecos de la propia tramitación en el Consejo de Gobierno, en el Consejo Consultivo y en las Cortes pero para mí es una alegría poder decir hoy que en buena medida estamos de acuerdo con esta ley", ha manifestado.

Así se ha pronunciado García Molina tras su reunión con el portavoz de Ecologistas en Acción en Castilla-La Mancha, Miguel Ángel Hernández, en la que, además de la Ley de Bienestar Animal que "está en ciernes y sobre la que se están dando muchas vueltas", han hablado de otras leyes que podrían aprobarse en esta legislatura como la de Economía Circular o la de Evaluación del Impacto Ambiental.

En relación a la Ley de Bienestar Animal, ha señalado que "todos estamos de acuerdo en que necesitamos una ley que ha quedado obsoleta porque los referentes que tenemos son de los años 90". "La sociedad ha avanzado mucho y hemos dado ya muchos pasos, y Castilla-La Mancha se merece una Ley de Bienestar Animal adecuada al tiempo en el que vivimos", ha afirmado.

Así, el vicepresidente segundo del Gobierno castellano-manchego ha reconocido que es "muy difícil" intentar hacer una ley que "siempre contente en todos sus supuestos a todo el mundo", aseverando que "estamos trabajando todos con un espíritu constructivo y de responsabilidad para tener una muy buena Ley de Bienestar Animal".

Cree que esta ley, "que apuesta por un trato más respetuoso a los animales en todos los ámbitos en los que convivimos con ellos", va a generar "un gran consenso" aunque "siempre habrá quien espera algo más y siempre habrá quien espera un poco menos".

De su lado, el portavoz de Ecologistas en Acción en Castilla-La Mancha ha calificado de "fructífera" su reunión con el también secretario regional de Podemos y confía en que las leyes de Bienestar Animal, la de Economía Circular y la de Evaluación del Impacto Ambiental se pueden sustanciar y por lo tanto ha instado a los grupos políticos a aprobar estas normativas en lo que queda de legislatura.

"De forma prioritaria por el revulsivo que ello supone en la protección animal y medioambiental", Hernández opina que la Ley de Bienestar Animal "es la más importante de todas" y precisa una aprobación más urgente, ya que hay que cambiar una normativa que "hemos heredado de los años 90". En este plazo de tiempo, ha advertido, la sociedad castellano-manchego se ha sensibilizado y ha avanzado mucho en materia de derechos de los animales.

PIDEN EL MÁXIMO CONSENSO POSIBLE

El portavoz de los Ecologistas espera que esta ley cuente "con el máximo consenso posible" y se ha mostrado consciente de que en este tipo de normas hay que tener en cuenta a todo el conjunto de la sociedad y a todas las sensibilidades y que "no se puede legislar solo en una sola dirección", algo que "ya sufrimos" con la anterior ley de caza.

Es por ello que ha pedido "un último esfuerzo" para que el texto legal salga del Consejo del Gobierno en las mejores condiciones y con el máximo consenso posible.

También ha reconocido que "hay temas en los que hay una gran controversia social" y que esta ley no la va a poder resolver como es todo lo que tiene que ver con la tauromaquía o con el sacrificio animal en el ámbito de la ganadería o del consumo que se hace en los hogares de carne.

En esta ley lo que se va a intentar fijar "es lo que son los derechos de los animales y cómo tiene que ser nuestra relación con ellos en un marco de respeto por su vida o por unas condiciones dignas en el trato". Con esta ley, según el portavoz de Ecologistas, se conseguirá alejar los comportamientos "violentos y desproporcionados" que a veces se cometen con los animales y que cree que "esta sociedad quiere dejarlos al margen".

Contador