Actualizado 13/01/2022 16:11 CET

Madre de un bebé y agentes de Policía de Ciudad Real se reencuentran tras asistir al pequeño por una convulsión febril

CIUDAD REAL, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional que auxiliaron a un bebé que sufrió una convulsión febril en la Ronda de Toledo de Ciudad Real han asegurado que "fue un momento de tensión bastante grande" y que "es una gran satisfacción" que pudieran estabilizarle "porque una intervención con un bebé no siempre sale bien".

Así lo ha expresado en rueda de prensa José, subinspector del cuerpo, quien ha hablado en representación de los tres compañeros de los indicativos z1 y z2 que recuperaron al pequeño el pasado 18 de diciembre de 2021, cuando el bebé tenía 12 meses de edad.

Al acto han acudido la madre del bebé, Diana, y Francisco Chacón, portavoz de la comisaría municipal de Ciudad Real, que ha explicado que en el momento que los agentes recuperaron y estabilizaron al bebé, que expulsó "una densa flema, comenzó a respirar y las convulsiones a descender", llegó la UVI Móvil y lo trasladó de urgencia al Hospital General de Ciudad Real.

Asimismo, Chacón ha destacado que esta acción "les saca de la imagen de servicio represivo de orden público que muchas veces se les atribuye" cuando en realidad "la mayor parte de intervenciones que se dan son asistenciales".

De su lado, el subinspector ha explicado que la intervención se hizo después de que la madre pidiera ayuda, ya que el niño "estaba en un cuadro bastante grave a simple vista".

"El niño convulsionaba, estaba temblando y tenía la boca taponada, se estableció el protocolo que hay a tal efecto, una pequeña reanimación, se desbloquearon las vías respiratorias, se le puso en posición de defensa lateral y el niño empezó a reaccionar", ha añadido.

Además, ha dicho que los agentes reciben formación de este tipo y que él mismo recibió específicamente formación para asistencia a bebés cuando realizaba el curso de ascenso.

"SATISFACCIÓN TREMENDA"

"Personalmente y en nombre de mis compañeros les digo que es una satisfacción tremendamente grande porque una intervención con un bebé no siempre sale bien. Verle andar y venir hacia nosotros es una satisfacción tremenda", ha apostillado.

De su lado, la madre del pequeño ha asegurado sentirse emocionada por el "bonito reencuentro". "Cuando he visto a los agentes he tenido sentimientos muy bonitos", ha añadido.

Así, ha explicado que el día de los hechos, se encontraban en el coche con el padre del pequeño cuando comenzó a sentirse mal. "Íbamos en el coche los tres, paramos y los llamé para reclamar su presencia y en cinco segundos estaban ahí, todo muy rápido, una labor estupenda por su parte", ha dicho.

"Era la segunda vez que le pasaba esto, sabíamos cómo enfrentarnos pero gracias a ellos lo tuvimos más fácil porque nos ayudaron a tener al niño en la posición adecuada y llamaron al 112 para que viniera la ambulancia", ha dicho añadiendo que "sintió mucho miedo" y que "solo se entiende cuando eres madre o padre".

Finalmente, ha destacado que "esto le puede pasar a cualquier niño" y los pediatras les han dicho que "los niños todavía tienen el cerebro inmaduro y hasta que no madure, pueden ocurrir estas cosas".

631170.1.260.149.20220113135259
Vídeo de la noticia
Contador

Para leer más