Publicado 14/04/2021 12:17CET

Page pide al Levante acercar posturas y propone hacerlo "a orillas de la porquería de Tajo" que pasa por C-LM

Archivo - Trasvase Tajo-Segura.
Archivo - Trasvase Tajo-Segura. - MINISTERIO - Archivo

CIUDAD REAL, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha invitado en tono conciliador a los gobiernos de Murcia y Comunidad Valenciana a abordar el futuro del trasvase Tajo-Segura toda vez que "Europa y las sentencias judiciales" ya vaticinan el fin del mismo, ante lo que ha propuesto el entorno de "las orillas de la porquería de Tajo" que pasa por la Comunidad Autónoma como escenario para esa negociación.

Durante su intervención en la presentación del proyecto de la Ciudad Administrativa de Ciudad Real, ha mostrado cierta alegría por el hecho de que "ahora, quienes protestan, son la gente del Levante".

En referencia a su compañero de partido y presidente valenciano, Ximo Puig, así como a los socialistas murcianos, entiende que lleguen a acuerdos con otros partidos políticos de cara a defender sus intereses y seguir reclamando agua de la cabecera del Tajo para sus territorios.

"Qué envidia me da como presidente. Los valencianos tienen que estar contentos. Yo me quejo de que cuando nos tuvo que defender, mi antecesora nos vendió por el agua", ha afirmado García-page.

Pero ahora, "se está desmontando el Memorándum de la vergüenza" suscrito por el PP cuando gobernaba en España, Castilla-La Mancha, Murcia y Comunidad Valenciana, en un contexto en el que además "se está empezando a tomar en serio la sostenibilidad y el cambio climático".

Es por ello que urge "buscar un acuerdo para hablar del agua no sólo de mañana, sino de pasado mañana", ya que la Unión Europea "ya ha empezado a hablar en que se tiene que pensar en el final del trasvase y lo tiene claro".

"Hablemos a las orillas del Tajo para que vean la porquería de río que tenemos mientras se va cinco veces más de agua a otras zonas de España. Vamos a defender otras alternativas. Queremos que no le falta agua al Levante", ha asegurado el presidente castellanomanchego.

Castilla-La Mancha cuenta ahora con "muchas razones y el tiempo a su favor", por lo que "interesa que los políticos hagan un ejercicio de razón".

Por último, ha recordado a los dirigentes políticos del Levante que, como otras comunidades autónomas, van a recibir en el corto plazo una gran cantidad de ayudas europeas para financiar proyectos ligados a la sostenibilidad, por lo que sería "incoherente" no defender el medioambiente reclamando trasvases mientras que por otro lado reclaman dinero.

"Alabo que los presidentes autonómicos defiendan a su tierra. Me gustaría que todo el mundo se pusiera también de mi lado para defender lo que es evidente", ha zanjado.

BLANCA FERNÁNDEZ DEFIENDE LA "COHERENCIA" DE C-LM

De su lado, la portavoz del Ejecutivo autonómico, Blanca Fernández, a preguntas de los medios en la rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Gobierno ha recordado que la posición de la región ha sido "pública y coherente" y que la defensa de los intereses generales de la Comunidad Autónoma "nos corresponde a nosotros".

Ha recordado al respecto que la Mesa del Agua alcanzó un acuerdo que van a "defender con uñas y dientes" y aunque entienden que otros territorios defiendan los suyos les ha pedido "empatía" con Castilla-La Mancha, una región que "sufre desde hace años un drenaje permanente contra un río que cada día está más débil y tiene menos calidad y cantidad".

Fernández ha mostrado su respeto por el hecho de que el PSOE, tanto en Murcia como en Valencia, defienda los intereses de esas comunidades pero ha incidido en la necesidad de tener empatía "y si tienen alguna duda del estado de la salud del Tajo, pasen por Castilla-La Mancha".

Contador

Para leer más