Page rechaza el Cupo Vasco y reclama una financiación autonómica que "iguale" la prestación de servicios en toda España

Page
EUROPA PRESS/JCCM
Actualizado 24/11/2017 9:47:23 CET

TOLEDO, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha reclamado, un día después de aprobarse por la vía rápida la ley del Cupo Vasco, una financiación autonómica que, independientemente de los números, sea capaz de "igualar" la prestación de servicios --sanidad, educación y prestaciones sociales-- en todo el territorio nacional.

En su intervención en la inauguración del V Congreso de Oncología Médica y Farmacia Oncológica celebrado en Toledo, García-Page ha insistido en que su preocupación pasa por la financiación de todo el conjunto de España.

Ha recordado que el 55% del gasto público lo maneja el Estado, el 28% las comunidades autónomas y el 13% las entidades locales, algo que "no ha variado en los últimos 30 años".

En este punto, ha rechazado el Cupo Vasco, añadiendo que una de las discusiones debe ser "en qué medida los porcentajes han de ser estos". "Si las comunidades autónomas vamos a seguir gestionando el mismo 28%, da igual que recabemos impuestos vía directos, indirectos, cupo fijo o cupo variado. Y la palabra cupo no me es muy querida".

EL GASTO DE CCAA, PARA SERVICIOS O "CAPRICHOS"

El líder autonómico ha querido recalcar que el 90% del gasto habitual de las comunidades autónomas va a parar a sanidad, educación y servicios sociales, salvo en aquellas comunidades donde se sufragan "caprichos". "Hay quien quiere tener embajadas, unos tienen policía, y habrá quien quiera mandar satélites a otra galaxia".

En todo caso, lo que ha defendido es que la prestación de servicios garantice que "un infarto se atiende igual en Martorell que en Écija".

En esta línea, ha puesto como ejemplo la Comunidad de Madrid, una región "con seis millones de habitantes y 8.000 kilómetros cuadrados", muy distinta a una región como Castilla-La Mancha, que con dos millones de habitantes es capaz de albergar el territorio de Bélgica, Luxemburgo y Holanda "y sobrarían 2.000 kilómetros cuadrados".

"En Móstoles prestan servicio con cinco centros de salud. En toda la provincia de Cuenca tienen los mismos habitantes y necesitamos 50", ha dicho como ejemplo.