Actualizado 06/07/2015 09:26 CET

La Policía Nacional de Toledo imputa a 16 personas desde junio por simulación de delito

TOLEDO, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional de Toledo han imputado desde el pasado mes de junio a un total de 16 personas como presuntas autoras de un delito de simulación de delito.

El continuo incremento de denuncias falsas ha provocado que la Comisaría creara un grupo de funcionarios especializados, dedicados a la investigación de este hecho delictivo, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

Estos agentes revisan todas las denuncias --robos, tirones, hurtos-- que diariamente se interponen en la Comisaría de Toledo, procediendo a realizar cuantas gestiones sean pertinentes para la comprobación de los hechos, a fin de llegar al esclarecimiento y averiguación de todas las circunstancias que rodean dichas infracciones penales.

Así, advierte que simular ser responsable o víctima de una infracción penal o denunciar un hecho inexistente, es un delito tipificado en el Código Penal y castigado con penas de multa de seis a doce meses y que conlleva un retraso en la acción de la justicia y un serio menoscabo del correcto funcionamiento de los servicios policiales, con el consiguiente perjuicio para el ciudadano.

Además, apunta que las personas que incurren en estas simulaciones de delito son detenidas, pasan por calabozos y se procede a su reseña policial --toma de fotos y huellas dactilares--. Tras prestar declaración son puestas en libertad con cargos y citadas para la celebración de un Juicio Rápido en los días posteriores.

"Lamentablemente, este tipo de denuncias, como falsos hurtos de carteras, robos con violencia o intimidación de teléfonos móviles, robos con fuerza en vehículos o locales, cada vez proliferan más, siendo el motivo más frecuente obtener una compensación por parte de los seguros --lo que también constituye un estafa-- aunque en muchas ocasiones, los objetivos son tan irrisorios como ocultar a la pareja el extravío de algún objeto o un gasto injustificado", añade.

Ejemplo de ello, señalan desde la Delegación del Gobierno, es que solo durante el fin de semana pasado, se pudo demostrar la falsedad de cuatro denuncias en las que los presuntos perjudicados afirmaban haber sido objeto de diferentes robos con violencia, llegando en uno de ellos incluso una de las denunciantes a autolesionarse para dar mayor sensación de credibilidad y veracidad al relato.

Para leer más