Actualizado 19/11/2007 23:32 CET

El Rey expresa su "respaldo y aliento" a la Real Fundación de Toledo

El ministro de Cultura se compromete a actualizar la Ley de Patrimonio y a destinar más fondos a Vega Baja

El presidente andaluz ensalza el compromiso del monarca por el progreso, el bienestar, y el patrimonio de los españoles

Barreda reclama la intervención de varios ministerios del Gobierno central en la actuación arqueológica de Vega Baja

TOLEDO, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

Su Majestad el Rey don Juan Carlos expresó hoy su "respaldo y aliento" a la Real Fundación de Toledo, durante la entrega de la XIII edición de los Premios que esta institución otorga a las personas y entidades que han tenido una especial contribución a la salvaguarda y revitalización del patrimonio histórico, cultural y artístico de la ciudad.

Así lo expresó el monarca durante su discurso de clausura, donde Su Majestad agradeció a las autoridades "sus valiosas palabras para la Corona", y expresó su enhorabuena a los galardonados por la "alta calidad de los premios", destinados a ensalzar la labor de conservar el patrimonio.

Subrayó con sus palabras en esta XIII edición de los premios que se celebraron en el toledano Teatro de Rojas, el papel del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, y de la Fundación Jerusalén, y felicitó a los patronos de la Fundación "que preserva este quehacer que cuenta con mi respaldo y aliento".

El primero en intervenir fue el presidente de la Real Fundación de Toledo, Gregorio Marañón y Bertrán de Lis, que pidió la ministro de Cultura, César Antonio Molina, que actualice la Ley de Patrimonio de 1985 "para abordar algunos problemas graves que el patrimonio español tiene planteados".

Según el presidente de la Fundación con el crecimiento urbanístico, el paisaje es el elemento patrimonial que más peligra como ocurrió en Vega Baja, asunto que aprovechó para pedir al responsable nacional de Cultura que se "involucre en este apasionante proyecto, con la sensibilidad cultural y la eficacia que le caracterizan".

PACTO DE CIUDAD EN TOLEDO.

Demando también un Pacto de Ciudad en Toledo, tendente a hacer compatible el desarrollo urbanístico y la conservación del patrimonio arqueológico y paisajístico de la ciudad, defendiendo que el hecho de todas las Administraciones con competencia sobre Toledo tengan el mismo color político es una oportunidad "excepcional" para lograr "una eficaz y fecunda colaboración institución en favor de la ciudad", que ha de conservarse a pesar de la alternancia política.

Recogió el testigo del presidente de la Real Fundación de Toledo, la presidenta del Junta de Protectores, Inés de Sarriera, que indicó que aunque hay mucho trabajo realizado, queda mucho por hacer, porque "todavía quedan áreas desasistidas en el amplísimo y rico espacio cultural de Toledo, que está afrontando el reto de crecer y adaptarse a la modernidad".

Sarriera que sucede en el cargo al Marqués de la Esperanza, aseguró la conservación de los bienes patrimoniales toledanos, tanto arqueológicos como paisajísticos, "exigen muchas tareas y fuertes inversiones, y queremos que las administraciones públicas sigan contando con la ayuda y la participación de la sociedad civil, que se canaliza a través de la Real Fundación de Toledo".

CULTURA, FUENTE ECONÓMICA.

El presidente de Andalucía, Manual Chaves, que intervino como portavoz de los seis premiados, comenzó su discurso agradeciendo al monarca el interés por la conservación y la puesta en valor del patrimonio de España, "porque siempre ha sabido defender su herencia, su historia y su cultura", ensalzando también su compromiso por el progreso y el bienestar de los españoles.

El presidente andaluz, que destacó también la labor de la Real Fundación de Toledo, cuya labor trasciende fronteras, aseguró que para los premiados, este reconocimiento es el mejor estímulo para seguir trabajando en defensa del patrimonio histórico, cultural y artístico.

Defendió Chaves, que además de ser un derecho constitucional, la cultura y el patrimonio son fuente de empleo y entendimiento, premisas que ha tenido en cuenta en su labor de investigación, difusión y conservación el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico.

TOLEDO, MEJOR CONSERVADO QUE NUNCA.

Tomó el relevó el alcalde, Emiliano García-Page, que manifestó que Toledo, inmerso en un proceso de expansión, agradece las opiniones y las preocupaciones por la conservación de su patrimonio, pero "agradece más las ayudas", y se mostró convencido de que dentro de 15 años la ciudad experimentará una renovación integral y la ciudad alcanzará un nivel de conservación "como nunca".

El regidor capitalino que dijo que a Toledo no le puede pasar nada mejor que descubrir más patrimonio, insistió en que primero hay que conocer que contiene el suelo, para construir después, como ocurrirá en Vega Baja, cuya empresa renovada arrancará su andadura el próximo día 22.

García-Page que dijo querer que Toledo sea una ciudad vitalista y abierta, y no un parque temático, aseguró que es hora también de recuperar el río Tajo, que merece tantos esfuerzos como la conservación del patrimonio artístico de la ciudad, y concluyó su intervención reconociendo que el esfuerzo de la Corona ha sido clave para el progreso de España, y anunciando la celebración del IV Centenario del nacimiento del Greco, que la ciudad conmemorará en 2014 con grandes actos.

FONDOS DEL MINISTERIO PARA VEGA BAJA.

Por su parte el ministro de Cultura, César Antonio Molina, que ensalzó también la defensa que la Corona ha realizado del patrimonio y del legado histórico, se comprometió a actualizar la Ley de Patrimonio, y anunció que ya existe un protocolo de colaboración entre su departamento y la Real Academia de San Fernando, que realizará un dictamen consultivo sobre las materias a modificar.

Recordó además que el Gobierno central ha destinado durante el presente ejercicio 348.000 euros, con cargo al 1 por ciento Cultural, al proyecto arqueológico de Vega Baja, participación que tendrá continuidad en 2008, y aludió a las actuaciones desarrolladas en el Museo del Ejército, en el Museo del Greco, en el Sefardí, así como en el Museo de Santa Fe.

HISTORIA TOLEDANA.

El último en intervenir fue el presidente regional, distinguido con la Medalla de Oro de la Real Fundación, que ensalzó la importancia estratégica que Toledo ha tenido a lo largo de la historia, "para aquellos que presumen de tener más historia que los demás".

Se centró a continuación Barreda en Vega Baja, y aseguró conocer "la impaciencia" por el retraso en el proyecto, y aunque dijo que ha se ha hecho "lo más difícil", que es paralizar el proyecto, a partir de ahora "se acelerará" reclamando para ello la colaboración no solo del Ministerio de Cultura, sino del Defensa, para adquirir más terrenos que aún están en manos del Gobierno central; del de Educación y Ciencia, para acometer una investigación sistemática en la zona, y del de Medio Ambiente, para recuperar el Tajo.

Barreda, que apuntó que el trabajo en Vega Baja será arqueológico, paisajístico, urbanístico, e histórico, por medio de un Centro de Investigación y un Museo, aludió a su homólogo andaluz, y dijo que tanto Andalucía como Castilla-La Mancha forman parte de "un todo que es España", que ha alcanzado su máxima cota de desarrollo y bienestar gracias a la Constitución que es "luz joven".

PREMIADOS.

Los premiados en esta edición son el que fuese edil de Izquierda Unida, José Esteban Chozas; la Comunidad Mozárabe de Toledo; el empresario toledano Ventura del Álamo; la Obra Social y Cultural de Caja Castilla La Mancha; el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico; y la Fundación Jerusalén; y el presidente de Castilla-La Mancha, que recibió la Medalla de Oro de la Fundación.