Actualizado 12/06/2007 16:50 CET

La sentencia del Supremo sobre el Decreto de Admisión de C-LM demuestra que "no vulnera" la Constitución, según Valverde

Se pregunta qué pensará el PP en la región, que incluso lo consideró el "decretazo"

TOLEDO, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación y Ciencia, José Valverde, se mostró hoy satisfecho por el fallo del Tribunal Supremo acerca del Decreto de Admisión de Alumnos aprobado por la Junta en 2004 y que confirma, a su juicio, que "no vulnera la Constitución Española ni el derecho a la Educación" y se preguntó qué piensa el PP tras las críticas que profirió contra el Decreto.

En rueda de prensa, Valverde explicó que la sentencia conocida el pasado 7 de junio sobre el Decreto de Admisión de Alumnos en centros sostenidos con fondos públicos, da la razón al recurso de casación que interpuso la Junta, garantiza la libertad e igualdad en la elección de centro y anula de este modo la sentencia en contra dictada en su día por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

Al respecto, destacó el hecho de que el Tribunal critique la falta de fundamentación de la sentencia del TSJC-M y la contradicción de la sentencia con otras del Supremo.

En este sentido, hizo referencia a las críticas que realizó el Partido Popular, que incluso lo calificó como "decretazo", según las palabras de Rosa Romero, que era portavoz del PP en las Cortes en el Debate de Investidura del presidente regional, José Bono.

También se realizaron críticas de otros sectores, como la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia (CONCAPA), recordó, tachando en este caso de "estalinista" el Decreto. Por eso, señaló Valverde querer conocer ahora que opinan cuando la sentencia coincide "punto por punto" con las apreciaciones de la Consejería de Educación".

Con esta decisión, consideró por último, se demuestra que el Decreto de Admisión Alumnos funciona y que "todo el mundo" lo asume hoy. Garantiza la libertad de elección de centros y la igualdad en los accesos, a lo que se suma la transparencia en la adjudicación y la simplificación del procedimiento.