Actualizado 14/12/2010 21:08 CET

SIP liderado por Cajastur prevé 450 prejubilaciones voluntarias en Banco CCM y cerrar unas 100 oficinas de esta entidad

Caja
CCM/EP

TOLEDO, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos que forman parte del Banco CCM --CCOO, UGT, CSI.F y CSICA-- han ratificado el acuerdo laboral de integración en el Sistema Institucional de Protección (SIP) entre la Caja Mediterráneo (CAM), Caja de Cantabria y Caja de Extremadura en el que se prevén unas 1.880 prejubilaciones y el cierre de unas 470 oficinas entre todas las entidades. Además, en cuanto al Banco CCM, se cerrarán unas 100 oficinas de la extinta caja regional en toda España y se prejubilarán entre 450 y 480 personas.

Así lo han asegurado a Europa Press fuentes de la entidad castellano-manchega y fuentes sindicales. Estos mismos medios han señalado que el acuerdo se alcanzó este lunes y que a estas prejubilaciones podrán acogerse trabajadores de entre 55 y 64 años con al menos 10 años de antigüedad, aunque en el caso del Banco CCM serían trabajadores de entre 55 y 60 años puesto que los mayores de 60 ya se han prejubilado.

El trabajador prejubilado recibirá un 80 por ciento de la retribución bruta fija anual y descontando de la misma la cuota de Seguridad Social a cargo del empleado, según se refleja en el acuerdo laboral, al que ha tenido acceso Europa Press.

BAJAS INCENTIVADAS

Además de las mencionadas prejubilaciones, el acuerdo alcanzado establece bajas incentivadas que en todo el SIP supondrían unas 2.200 ó 2.300, según las fuentes sindicales.

Asimismo, el informe contempla indemnizaciones para todas aquellas personas que sean trasladadas por razones de reestructuración de oficinas o servicios centrales derivadas del SIP, cuando no sea posible la reubicación del empleado en otro centro de trabajo situado en un radio de 25 kilómetros desde el centro de trabajo de origen.

En este sentido, el traslado se realizará con derecho del trabajador a percibir una indemnización en compensación por movilidad, a tanto alzado, de 18.000 euros en un ratio de 100 a 200 kilómetros, de 20.000 de 200 a 300 kilómetros, y de 22.000 euros en un ratio de más de 300 kilómetros.

El informe también contempla la creación de una Comisión Negociadora que tendrá por finalidad el desarrollo del presente acuerdo y los mecanismos de adaptación del convenio colectivo de Cajas de Ahorros a las particularidades de la misma.

FUTURAS CONTRATACIONES

De otro lado, el acuerdo laboral también recoge que, durante el período de vigencia del presente acuerdo, se creará una bolsa de empleo para futuras contrataciones, temporales o estructurales, a la que se incorporarán aquellos trabajadores que hayan permanecido durante al menos 12 meses, con contrato temporal, vinculados laboralmente con cualquiera de las entidades integrantes del SIP.

Se incorporarán igualmente a la bolsa de empleo los trabajadores con contrato de relevo actualmente en vigor que extingan su contrato de trabajo incluso con posterioridad a los dos años establecidos con carácter general. Además, los trabajadores que se integren en dicha Bolsa, tendrán preferencia sobre contrataciones externas, cuando sea necesario realizar nueva contratación, siempre que cumplan los requisitos de capacidad e idoneidad para el puesto que se trate de cubrir.

El acuerdo laboral fija asimismo la creación de una sociedad central en Madrid donde estarán todos los servicios las cajas integrantes, desde los informáticos hasta los de tesorería.

CIERRE DE OFICINAS

Fuera de este acuerdo laboral, el SIP contempla el cierre de unas 470 oficinas entre todas las entidades, de las que 100 pertenecerán a la red extinta Caja Castilla La Mancha en Levante, Madrid, Andalucía, Aragón, Cataluña y la propia Comunidad Autónoma. De estas entre 10 y 12 estarían ubicadas en territorio regional, indican las fuentes de la entidad castellano-manchega.

Este acuerdo se produce tras el acuerdo marco alcanzado el pasado mes de septiembre que es el que ahora se ha ratificado y que pasó por la asambleas generales de las cajas integrantes del SIP. Además, el 12 de diciembre CCOO y CSI.F firmaron un preacuerdo al que ahora se han incorporado UGT y CSICA.

REACCIÓN DE CCOO

En este sentido, CCOO ha informado en nota de prensa de que con este acuerdo se cumple con la premisa de la salida no traumática de los trabajadores, corroborando así que la reorganización de las plantillas se hará principalmente por medio de prejubilaciones.

"Este acuerdo laboral es una pieza clave en la construcción de un grupo empresarial fuerte y viable. Además, ha supuesto un triunfo más de la negociación colectiva y un ejemplo de responsabilidad de los firmantes del acuerdo", ha argumentado.