Actualizado 11/08/2009 20:10 CET

La tormenta registrada ayer ocasionó numerosos daños materiales en Manzanares (Ciudad Real)

CIUDAD REAL, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, afirmó hoy que la tormenta registrada ayer en Manzanares (Ciudad Real), que en poco más de cuarenta minutos dejó más de setenta litros por metro cuadrado, no provocó daños personales pero sí cuantiosos daños materiales que se están evaluando.

Lamata en una comparecencia pública, acompañado del delegado de la Junta de Castilla-La Mancha en Ciudad Real, José Fuentes, y el alcalde de la localidad de Manzanares, Miguel Ángel Pozas, destacó la coordinación de los diferentes Gobiernos, regional, local y central, en dar respuesta a la alarma que se produjo en la tarde de ayer en la localidad de Manzanares, informó la Junta en nota de prensa.

Así, subrayó la respuesta de los equipos de Protección Civil y de la Policía Local, así como de los bomberos de toda la región y de toda la ciudadanía, como del personal del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, por su respuesta ejemplar, atendiendo las indicaciones de las autoridades públicas.

El consejero explicó que en el día de hoy se continúa en una situación de alerta, que no de alarma, porque a lo largo del día puede haber más tormentas en la región, por lo tanto todos los servicios de emergencias van a estar en alerta y en constante comunicación, dispuestos para su intervención.

Por su parte, el alcalde de la localidad, Miguel Ángel Pozas, manifestó que las palabras del presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, en su toma de posesión, en las que hablaba de cercanía e inmediatez, de eficiencia y eficacia, habían tomado plena vigencia en la tarde de ayer, puesto que desde que se dio la voz de alarma de la situación que estaba atravesando el municipio, la respuesta del Gobierno regional fue inmediata.

Tras la rueda de prensa donde se analizaron los daños, el consejero se trasladó al hospital Virgen de Altagracia, de Manzanares, dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, para conocer de primera mano los desperfectos ocasionados en el dispositivo sanitario.

Acompañado por la gerente del Hospital, María Sierra Antona, recorrió las zonas que resultaron afectadas y felicitó a los profesionales sanitarios por el esfuerzo realizado en la tarde de ayer a pesar de los inconvenientes causados por la tormenta. Asimismo, agradeció al alcalde de Manzanares la decisión que tomó acerca de que las primeras intervenciones realizadas fueran en el área del hospital por lo que se pudo garantizar la continuidad en la atención sanitaria.