Actualizado 29/04/2007 14:35 CET

Un total de 38 padres obtuvieron permiso de paternidad en Castilla-La Mancha durante el primer trimestre de 2007

TOLEDO, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un total de 38 padres obtuvieron permiso de paternidad en Castilla-La Mancha durante el primer trimestre de 2007, frente a los 2.750 permisos de maternidad que se concedieron en la Comunidad Autónoma en ese mismo periodo.

Según los datos del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales recogidos por Europa Press, en Castilla-La Mancha se destinaron un total de 10.284.084,49 euros al pago de estas prestaciones económicas.

De los 2.788 permisos totales solicitados en la región, 570 lo fueron en la provincia de Albacete, de los que sólo cinco fueron de paternidad; y 636 en la de Ciudad Real, donde el número de solicitudes paternas fue de 12 --la mayor de Castilla-La Mancha--.

Hasta 267 solicitudes procedieron de Cuenca, aunque sólo una fue solicitado por un padre; 420 tienen su origen en Guadalajara, nueve de ellos paternos, y 895 en la provincia de Toledo, siendo once de ellos de paternidad.

En términos interanuales, el número de permisos creció en la Comunidad Autónoma, respecto al mismo periodo de 2006 un 7,69 por ciento, mientras que la prestaciones económicas destinadas a este fin se incrementaron un 21,23 por ciento en relación a los primeros tres meses de 2006.

En términos globales, del total de prestaciones gestionadas en los tres primeros meses, 79.986 correspondieron a permisos disfrutados por la madre, frente a 1.400 que fueron solicitados por el padre.

Las comunidades autónomas que registraron hasta marzo un mayor número de permisos de maternidad fueron Cataluña, con 15.591, Andalucía (14.412), Madrid (13.075) y Comunidad Valenciana (8.589). En el caso de los procesos de paternidad, los mayores aumentos fueron de Asturias (+86,67%), Navarra (+57,78%), País Vasco (+40,77%), Murcia (+40%), Comunidad Valenciana (+36,19%) y Baleares (+34,78%).

La prestación económica por maternidad protege las situaciones de maternidad, de adopción y el acogimiento, tanto preadoptivo como permanente durante los periodos de descanso. El padre puede disfrutar del tiempo de permiso cedido por la madre al mismo tiempo que ella o a continuación. La Ley contempla también la posibilidad de disfrutar a tiempo parcial del permiso, a excepción de las seis primeras semanas que son de descanso obligatorio para la madre.