Actualizado 19/03/2014 10:21 CET

Daños cercanos al 100% en albaricoqueros de la comarca de Hellín

Albaricoqueros
Foto: EUROPA PRESS/UPA

ALBACETE, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

   UPA Castilla-La Mancha ha lamentado este miércoles los primeros daños en los albaricoqueros de la comarca de Hellín (Albacete) por las heladas del fin de semana del 8 y 9 de marzo, que en algunas zonas se han acercado al 100 por cien, según sus cálculos.

   En un comunicado, UPA, que ha explicado que los árboles habían comenzado ya a florecer y las temperaturas llegaron hasta los -3 grados durante esos días, ha señalado que el problema se agrava porque el 90 por ciento de las explotaciones "se quedaron sin asegurar por el cambio de condiciones de Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA) sin que el Ministerio de Agricultura hiciera nada para remediarlo".

   La organización ha estimado que en principio unos daños muy importantes en la pedanía hellinera de Nava de Campana, donde el siniestro por las heladas está en torno al 80 por ciento de la producción de albaricoque en todas sus variedades y también está muy afectada la cosecha de nectarina más o menos en igual porcentaje que el albaricoque.

   En las demás pedanías los daños superan el 50 por ciento, especialmente en Cañada de Agra y Mingogil, donde también hay zonas, sobre todo junto al Río Mundo en las que las pérdidas están cercanas al 100 por cien de la cosecha. En Isso los daños están en torno al 40 por ciento según zonas, siendo la zona de La Fuente y El Andaluz las menos dañadas.

   UPA ha lamentado la "falta de soluciones" por parte de ENESA para mantener un seguro que cubra los daños por siniestros en las explotaciones de fruta de la comarca, lo que "ha puesto en serio riesgo la continuidad de numerosas explotaciones familiares de productores de albaricoque".

   La organización agraria ha solicitado en numerosas ocasiones que el seguro sirviese como herramienta para mantener la renta de los agricultores cuando se producen siniestros y para ello, es necesario, un seguro que dé respuesta a las situaciones, que por desgracia, se producen en determinadas épocas del año.

   Según ha indicado, el nuevo sistema de asignación individualizada de rendimientos ha hecho que la mayoría de productores no puedan contratar el seguro ya que solamente se permitía asegurar una cantidad de kilos muy por debajo de las esperanzas reales de cosecha, siendo muchas las explotaciones donde no se pueden aseguran más de 2.000 kilos por hectárea.

   Todas estas circunstancias hicieron que, a pesar de saber de la necesidad de contratar el seguro agrario, se quedase más del 90 por ciento de la producción sin asegurar, según la organización agraria.