De la Vega cree que la situación de la cabecera del Tajo es "ligeramente mejor" pero está aún "alejada" de la normalidad


Actualizado 07/09/2007 20:50:46 CET

Advierte de que la sequía "no ha acabado" aunque asegura el abastecimiento a la población por parte del Gobierno

TOLEDO/MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta primera del Gobierno central, María Teresa Fernández de la Vega, advirtió hoy de que la sequía "no ha acabado", si bien aseguró que el abastecimiento a la población, por parte del Gobierno, "está garantizado". Así, sobre la cabecera del Tajo, cree que las reservas en el presente año están "ligeramente mejor" que el año anterior, pero aún muy alejadas de una situación de normalidad.

"El Gobierno seguirá plenamente activo en todas sus actuaciones para garantizar el suministro, mejorar la gestión y la calidad del agua y cumplir nuestros compromisos de modernización de regadíos, depuración y desalación", incidió.

En esta línea, consideró que la sequía sigue afectando a la cabecera del Tajo y a las cuencas del Segura, Júcar y Guadalquivir. El informe detalla que los embalses de la cabecera del Tajo se encuentran actualmente en situación hidrológica excepcional, con 359 hm3 embalsados, lo que representa, aproximadamente, el 14,51 por 100 de su capacidad.

Según los datos, la situación de las reservas en el presente año es "ligeramente mejor" que el año anterior pero, estando a un 14,51 por 100 del total, aún se encuentran muy alejadas de una situación de normalidad.

En la cuenca del Segura, por su parte, la situación es de emergencia. Pese a ello, el informe destaca que las actuaciones emprendidas por el Gobierno desde el inicio de legislatura a través del Programa A.G.U.A. (Actuaciones para la Gestión y Utilización del Agua) han evitado cortes en el suministro a poblaciones. "Quiero agradecer la comprensión del sector agrícola ante las restricciones al regadío", valoró.

Por otro lado, España registró el menor número de incendios forestales y con menos superficie quemada del último decenio, hasta el pasado 7 de septiembre, con un total de 6.667 siniestros y 58.676 hectáreas, según datos presentados en el Consejo de Ministros.

Al respecto, De la vega precisó que a estas cifras no se han podido incorporar los datos correspondientes al incendio de Castellón, pendientes de la información que facilite la Generalitat Valenciana. El Ministerio de Medio Ambiente duplicó en 2007 su presupuesto en prevención y lucha contra incendios en relación con 2004.

En concreto, el Consejo de Ministros recibió tres informes de la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, sobre incendios forestales, sequía y sobre la VIII Conferencia de las Partes de la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (COP 8), que se celebra en Madrid y reúne a delegaciones que representan a cerca de 191 países.

La vicepresidenta apuntó que en el periodo 2004-2007, España invirtió en programas contra la desertificación más de 3.000 millones de euros. "Volveremos a triplicar ese presupuesto entre 2008 y 2010", apuntó De la Vega.