Publicado 23/01/2022 12:04

Vencer al intrusismo o ganar espacio para reflexión, recetas de periodistas históricos de C-LM para defender el oficio

   TOLEDO, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Este lunes, 24 de enero, se celebra San Francisco de Sales, día del patrón de los periodistas, y por Europa Press han pasado cinco profesionales históricos del oficio para plantear los retos del corto plazo y las recetas para hacer valer un trabajo que se enfrenta en los últimos tiempos, una vez más, a cambios de paradigma que ponen en riesgo su futuro.

   Amparo Álvarez, de Radio Televisión Española en Albacete; Julia Yébenes, del diario Lanza de Ciudad Real; Aurora Duque, de Cadena SER Cuenca; Félix García, de Onda Cero Guadalajara; y Antonio González Jerez, de ABC Toledo, han desgranado cuáles son a su juicio los principales obstáculos a la hora de ejercer la profesión y cuáles son las teclas a tocar en los años que están por venir.

   Acumulando casi 200 años de carrera profesional entre todos ellos, analizan la evolución de la profesión, los principales problemas a resolver y las recetas para blindar al sector.

"MÁS REFLEXIÓN", PROPUESTA DESDE ALBACETE

   La periodista de RTVE Amparo Álvarez, que desarrolla su trayectoria profesional en Albacete, ha destacado los cambios que se han producido en el ámbito tecnológico durante su carrera periodística, para hacer un periodismo que llega "de una manera mucho más inmediata", deseando que esos cambios sean compatibles en el futuro con "la reflexión, la profundidad y la interpretación" de la actualidad.

   Ha definido el periodismo actual como "más poliédrico, con muchas más facetas y más inmediato y tecnológico", considerando que las redes sociales han hecho que los periodistas se tengan que adaptar "a una realidad de contacto muy directo con todos los espectadores, las audiencias y los lectores".

   Sin embargo, ha manifestado que en su opinión, el periodismo anterior estaba "menos dirigido desde el punto de vista de los gabinetes de prensa, que no existían o tenían una capacidad de alcance menor y la agenda estaba menos marcada".

    Así, ha opinado que los profesionales tenían "una experiencia sobre el terrno que ahora no sé si se está perdiendo, pero hay un perfil distinto", apuntando que las generaciones jóvenes de periodistas "están muy preparadas a nivel técnico" pero quizá no tengan ese bagaje.

    "Creo que la tendencia va a un periodismo volcado hacia lo digital, vamos a tener que adaptarnos a ello, ya lo estamos haciendo pero en un futuro quizá la forma de televisión va a cambiar, las generaciones jóvenes ya están consumiendo esos contenidos de otra forma, a través de plataformas y redes sociales y no tanto a través de la televisión convencional".

    En cuanto a sus referentes, ha querido mencionar a la periodista Rosa María Calaf aunque ha añadido que cualquiera de sus compañeros de mesa ha marcado no solo su trayectoria profesional sino también su vida.

De otro lado, Álvarez ha destacado que, en toda su carrera, las noticias que ha contado con las que más satisfacción ha sentido tienen que ver con avances en la ciudad albaceteña como la recuperación de edificios emblemáticos o mejoras sociales, "pequeñas historias que tienen que ver con la vida de los ciudadanos y son importantes", además de algún ascenso del Albacete Balompié.

    Sin embargo, también ha recordado hechos luctuosos como el accidente ferroviario de Chinchilla de Montearagón en el año 2003 y ha deseado poder dar en un futuro otras como el fin de la pandemia, el fin de los asesinatos machistas o el frenazo a las emisiones contaminantes.

CONTRA LOS TITULARES ANZUELO

   La periodista Julia Yébenes, de Lanza Digital, ha abogado por que el periodismo busque la "veracidad" y huya de "clickbaits y titulares anzuelo" para seguir manteniendo su credibilidad a la hora de contar "un relato independiente".

   La periodista reconoce que la llegada de los medios digitales y las redes sociales ha marcado los últimos 30 años en la profesión, algo que, según ella "dice mucho de nuestra sociedad y nuestro entorno socioeconómico".

   Aunque ha admitido que los medios digitales son "fuentes de acceso a la información", pueden ser "perversos si no buscamos la veracidad, que es lo que un periodista tiene que contar, un relato veraz e independiente". "Las redes tienen mucho impacto pero hay que investigar y contrastar las informaciones al máximo para que este oficio no parezca algo que no es".

En este sentido, ha rechazado la que considera una de las "amenazas actuales" como son los 'clickbaits', "titulares anzuelo" para que el lector pinche y obtener más visitas. "Tenemos que tener mucho cuidado porque el periodismo no es tener muchos 'me gusta', es contar una historia, que la gente la entienda y que llegue", ha comentado.

   En cuanto a la noticia que más le ha gustado dar durante su trayectoria profesional, Yébenes, aunque ha reconocido que quedarse con una "sería mucho reduccionismo", ha destacado aquellas que hizo cuando se ocupaba de la información relacionada con la UCLM, como la llegada de profesores o la ampliación del número de facultades en los campus.

"Eso tiene una interpretación de que la educación superior llegó a Castilla-La Mancha, una tierra que siempre se ha considerado olvidada, y los castellanomanchegos teníamos acceso a la universidad", ha explicado.

Además, ha sostenido que le gustaría poder dar la noticia de que el aeropuerto de Ciudad Real ha logrado superar sus problemas económicos, se ha abierto con normalidad y funciona como una potente infraestructura que sirviese de revulsivo para toda la economía y el tejido logístico de Castilla-La Mancha.

   "El periodismo será lo que nosotros queramos. Tenemos un gran objetivo todos los periodistas. Tenemos encima a las administraciones públicas, autocensuras, presiones... Tenemos que tener fortaleza para soportar estas presiones y ofrecer al público lo que es el periodismo, relatos sobre lo que ocurre, denuncia de cualquier agresión o denuncia de cualquier presión y manipulación", ha opinado Yébenes.

Para ello, acabar con la precariedad laboral es clave según el punto de vista de la periodista ciudadrealeña, ya que "sin sueldos dignos y sin condiciones dignas, es difícil conseguir los objetivos".

Como noticia que le gustaría dar en lo que le resta de carrera, ha colocado la Infancia como "periodo de inocencia" del que le gustaría contar que se afronta desde la normalidad.

Así, acabar con la violencia vicaria que sufren a manos de los agresores machistas o con la trata de niños son, para Julia Yébenes, las noticias que le gustaría poder escribir en los próximos años.

MÁS MULTIMEDIA, MENOS ESPECIALIZACIÓN

   Aurora Duque, profesional que aglutina 30 años de periodismo radiofónico a sus espaldas con una larga trayectoria centrada en la Cadena SER de Cuenca y que también la ha llevado a sentarse frente a los micrófonos de Onda Cero Cuenca y a ser corresponsal tanto de EFE como de Europa Press en la capital conquense a lo largo de su trayectoria, ha considerado que la profesión "ha evolucionado muchísimo, sobre todo a nivel tecnológico".

   "Probamos a ver la web de un museo que mostraba sus cuadros en Internet, y se colgaba porque entonces iba todo muy lento", ha rememorado, y a lo que ha augurado que el futuro de la profesión "va a ser mucho más tecnológico", lo que llevará a los profesionales de la información "a ser incluso más rigurosos".

   "Ahora no importa tanto ser tú el que da la primicia, sino el dar la información bien hecha y aportar algo más de lo que puede aportar cualquier ciudadano que pasa, por ejemplo, por donde acaba de pasar un incendio, hace la foto y lo cuelga en Twitter", ha señalado.

   En este sentido, Duque ve que, en un futuro, la prensa seguirá siendo cada vez más multimedia, "va a ser todo por el mismo precio y, quizás un periodismo menos especializado". "Los profesionales no vamos a poder especializarnos, sobre todo en información local y provincial, en donde la vorágine de cosas que hay que cubrir a lo largo del día hace que al final seamos expertos en un poco de todo y a la vez en nada", ha asegurado.   

    Si hay una noticia con la que Duque se queda después de tres décadas en primera línea de la información esa es cuando se anunció que el AVE iba a tener parada en Cuenca y la capital iba a contar con una estación de Alta Velocidad.

   "Llevábamos tantos años reivindicando primero la autovía A-3 por Cuenca, que finalmente no pasó por la capital, que la gente se agarró al AVE como la última oportunidad para no desaparecer como ciudad y como provincia, y recuerdo cuando se anunció que fue como ganas de salir a la calle y celebrarlo, noticias de las que pocas veces tienes oportunidad de dar", ha narrado la periodista.

    Con la llegada de este anuncio en 2001 la ciudad puso "muchas esperanzas" en continuar su desarrollo hacia la zona de la nueva estación", pero la llegada de la crisis unido a la creencia de Duque de que Cuenca "tiene siempre mala suerte, este hito no ha servido como tanto para lo que pensábamos, pero sí que nos ha puesto en el mapa", porque de haberse quedado fuera Cuenca de este acuerdo, "hubiera sido terrible para la ciudad".

    Al mismo tiempo, a Duque le gustaría comenzar un día su informativo local con la noticia de que Cuenca ha parado su sangría demográfica y ha comenzado a incrementar su población. "Continuamente estamos hablando de que la ciudad está mal, pero la provincia está en un estado pésimo", ha indicado Duque.

    "Estamos continuamente hablando de pueblos que van a desaparecer, que de aquí a 20 años la mayoría de los pueblos de Cuenca no existan, entonces no sé si pasará algo que reducirá esta situación, pero me encantaría poder decir que Cuenca ha aumentado el número de habitantes", ha deseado la periodista.

    En 30 años de vida profesional Duque ha visto "imposible" quedarse con algún compañero de oficio, porque "con la gente que ha pasado por la radio, convives tanto tiempo que al final se convierten en amigos tuyos, y casi parte de tu familia". De este modo, tiene palabras para recordar a todo el mundo que ha conocido en la profesión, ya que "el periodismo engancha, es muy vocacional, entonces la gente se deja la piel, y no se hace por dinero, sino porque te gusta". "El ímpetu de la gente, las ganas, el estar siempre ahí al pie de la noticia y lo que pase", son los motivos que la llevan a quedarse con todos sus compañeros en general.

    Pero para quién sí ha tenido palabras de reconocimiento es hacia Virgilio Zapatero, diputado por Cuenca en las 4 primeras legislaturas de la actual etapa democrática y ministro de Administraciones Pública con Felipe González, un hombre "tremendamente inteligente y súper sencillo".

    "La gente muy inteligente es la que te hace las cosas muy fáciles, y se nota mucho", ha relatado. Por eso, a juicio de Duque, "hay mucho político, o pseudopolítico, muy altivo, que va siempre a cortar al periodista que pregunta. No me quedo con ninguno de ellos, pero sí con mucha gente muy inteligente que realmente te ayudaba a entender, a preguntar, te explicaba", ha concluido.

NO HAY TIEMPO PARA CONTRASTAR

    Félix García Pérez, redactor de Onda Cero, lleva a sus espaldas cuatro décadas en el ejercicio del periodismo, una profesión que ama y respeta pero que reconoce que ha experimentado un cambio "bárbaro", especialmente con la llegada de las Nuevas tecnologías.

   Aunque para el periodismo sigue siendo la búsqueda de noticias que interesen a la gente, es obvio que la aparición de las nuevas tecnologías ha provocado que, a menudo, lo noticioso se conozca antes por las redes y "no siempre en su versión más veraz".

    "La noticia que sale a menudo en las redes sociales ha pasado antes por gente que no es profesional y que la exagera, la modifica... y ese es el problema", ha declarado.

    Para este comunicador de las ondas, el problema del periodismo de hoy en día es que "todo va muy rápido". "Queremos sacar las noticias al instante y no se investigan ni se consultan varias fuentes", un inconveniente al que suma la falta de personal en los medios y el que ahora "hasta el diputado del pueblo más pequeño tiene un gabinete de prensa" que, aunque es algo genera puestos de trabajo, provoca que las notas que llegan estén "mediatizadas" sin que apenas haya tiempo para contrastarlas.

    A García Pérez le preocupa especialmente que cada vez se otorgue más importante a la inmediatez de la noticia que a la precisión. "Ese es el problema, hay que darla cuanto antes y eso no ayuda a que se elaboren de la misma forma que si hubiera más tiempo para buscar dos o tres fuentes y contrastar", subraya.

    No le asusta el trabajo y tiene tablas para lidiar con lo que le venga. Pero también a él le ha marcado profesionalmente la información que ha traído la pandemia y las muertes que se ha llevado. Por cercanía en el tiempo y por lo que ha supuesto frente al COVID-19, una de las noticias que ha dado con más ganas y entusiasmo fue la llegada de la vacuna a España y el hecho de que se eligiese a una residente de la Residencia 'Los Olmos' de Guadalajara, Araceli Hidalgo, para ser la primera en vacunarse de todo el país.

    Sin embargo, en su agenda de buenas noticias también incluye la concesión del Premio Nobel al escritor Camilo José Cela. Y -como dice él- no por el reconocimiento en sí sino por lo que eso iba a suponer y supuso para que "se conociese más la Alcarria". Y otra buena nueva que anunció con entusiasmo fue la parada del AVE en Guadalajara, "una noticia muy deseada pero que tampoco ha dado mucho negocio...", precisa.

    Y en cuanto a la crónica que le encantaría poder dar algún día, lo tiene muy claro, aunque duda que algún día pueda darla. Esa sería que toque el Gordo de la Lotería de Navidad en Guadalajara. "Ojalá me equivoque y toque el Gordo en Guadalajara porque estamos esperando ese día y no llega...", subraya entre risas.

    García Pérez imagina que la evolución del periodismo en los próximos años obligará a tener "mucho cuidado y hacer especial hincapié" en diferenciar entre las que son o no 'fake news'. "Debido a abrumadora lluvia de noticias que hoy en día nos asalta por todos los medios habrá que ser muy cautos y hacer un especial hincapié en diferenciar la verdad de la mentira", incide.

    Un periodista que le marcó de forma importante en sus inicios en la prensa local cuando tan solo era un becario fue Pedro Labrascala. Fue su redactor jefe y recuerda haber aprendido el oficio gracias a él. "La fuerza que uno tiene cuando está empezando, él nos la moderaba. Ahora, se pasa rápidamente de oficial a general, pones lo que quieres y nadie te corrige", lamenta.

HAY QUE HACER VALER LA PROFESIÓN

   Antonio González Jerez, director de ABC en su edición de Toledo y Castilla-La Mancha, ha opinado de su lado que lo que toca ahora desde el corazón del oficio es luchar contra el intrusismo profesional y hacer valer las buenas prácticas aprendidas por los periodistas a lo largo de su carrera y desde su formación.

   "Zapatero a tus zapatos. Todo el mundo es capaz de dar noticias, pero tenemos que confiar en los profesionales que se dedican a ello. Si no, tendríamos que suprimir la carrera", ha defendido, asegurando además que aquellos que difunden información usando redes sociales y fuera de los circuitos de la prensa "no tienen responsabilidad" en el caso de que sean informaciones erróneas.         

    Por ello, ha hecho una llamada a "luchar" contra este paradigma del mundo de la información. "Todo el mundo tiene derecho a opinar, pero igual que el mecánico repara coches, el periodista es el que elabora información".

    Con la vista puesta en el corto plazo, el director de la edición castellanomanchega de ABC no se atreve a vaticinar a dónde llegará la profesión con los avances tecnológicos.

    Considera González Jerez que con el paso de los años la profesión periodística "ha ido a peor", y mientras hace unas décadas el periodista era capaz de marcar la agenda y seleccionar la actualidad, "ahora viene marcada".

    "Creo que hay una agenda institucional muy amplia y no da tiempo para más. Hemos perdido frescura", lamenta el periodista.

    Tras 40 años ejerciendo, González Jerez rememora sus inicios con máquina de escribir y con envíos de texto a la redacción central de Madrid utilizando líneas regulares de autobús, del mismo modo que se hacía con las fotografías.

    Ahora, la inmediatez de la información y su pronta caducidad marcan el mensaje. "Si llegas 20 minutos tarde, no hay noticia. Y eso no es lo mejor, tanto para el que trabaja la información como para quien la consume".

    De sus cuatro décadas conformando textos, el director rememora noticias, entrevistas y reportajes, pero se acuerda especialmente de la información que más repercusión tuvo, como es el vídeo con contenido sexual de la entonces concejal en el Ayuntamiento de Los Yébenes Olvido Hormigos. "Más de 200.000 visitantes únicos en la web en un solo día", recuerda.

    Y de las noticias que están por llegar, aunque reconoce no ser "original", espera poder contar pronto la vuelta a la normalidad tras la pandemia. "Poder contar que vivimos como vivíamos antes, en lo sanitario y en lo económico".

    De su trayectoria, Antonio González Jerez destaca el trabajo y varios de sus compañeros, con especial mención a su redacción central de Toledo.

    Pero, por encima de todos, ha querido acordarse de César García Serrano, con quien sacó adelante ABC de Toledo desde sus inicios. "Un compañero que me marcó con el que tuve la suerte de crear un nuevo periódico. Y crear un medio, para un periodista, es a lo máximo que un periodista puede aspirar. Es algo que nunca se me va a olvidar".

633893.1.260.149.20220123120443
Vídeo de la noticia