Las VII Jornadas de Pastoral de Toledo terminan con el compromiso de "vivir la caridad"

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodriguez, y monseñor Luis J. Argüello
ARCHIDIÓCESIS DE TOLEDO
Actualizado 13/01/2019 15:21:03 CET

TOLEDO, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

Este domingo han finalizado las VII Jornadas de Pastoral que desde el viernes, 11 de enero, se celebran en Toledo en el Colegio Diocesano 'Nuestra Señora de los Infantes' renovando el compromiso de "vivir la caridad en medio del mundo".

Las jornadas han contado con la participación del secretario general de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Luis J. Argüello, que ha realizado tres ponencias entre el sábado y el domingo sobre 'Una sociedad que busca el amor y la verdad: luces y sombras', 'Llamados a vivir la vocación al amor: el designio de Dios sobre el hombre' y 'La caridad, fuente de la vida: retos actuales para la Iglesia', según ha informado la Archidiócesis toledana en nota de prensa.

A lo largo de estos días de formación las VII Jornadas han renovado el compromiso de vivir la caridad en medio del mundo, testimoniando que "Dios existe y los cristianos somos partícipes de la misión de la Iglesia". En este sentido, en la tercera ponencia de monseñor Luis J Argüello se ha recalcado que "estamos llamados a ser una Iglesia de propuestas", con una evangelización "cuerpo a cuerpo" y con un pueblo que dé testimonio de la presencia del amor de Dios, mostrando los rostros de sus miembros y que "acoge a todos con diálogo y cercanía".

"Es preciso ofrecer sin complejos, sin miedo y al mismo tiempo de una manera humilde el Evangelio, el Señor, Dios", ha señalado el secretario general de la Conferencia Episcopal Española, y "puesto que la comunicación en la Iglesia y de la Iglesia precisa un sujeto personal comunitario, precisamos para anunciar el Evangelio una comunicación cuerpo a cuerpo que esté acompañada por la realidad de un pueblo visible". Por eso ha recordado que "la caridad va más allá de los límites de la razón secular y del sentimentalismo".

Asimismo, ha subrayado que "el amor es un don pero es preciso aprender a vivirlo y a desarrollarlo". "No es espontáneo ni natural, y hemos de aprender a acoger y a vivir nuestra vocación al amor y estando aprendiendo siempre", ha añadido.

Para monseñor Luis Argüello "el anuncio del Evangelio del Reino de Dios y la acción de la caridad, especialmente a los pobres, juntamente con la celebración de los Misterios de la Salvación, son inseparables en la misión de toda la comunidad eclesial como lo fueron inseparables de la del Señor", considernado que esta acción de caridad "es una misión de toda la Iglesia y de todos sus miembros".

Por eso, ha manifestado que "estamos llamados a vivir la caridad: la caridad política de los laicos, la caridad pastoral de los sacerdotes y la caridad consumada de los religiosos".

Contador