Actualizado 12/05/2022 16:09

El Viña Xétar en lata, la apuesta juvenil de 'El Progreso' que despertó el interés de Felipe VI en su visita a Fenavin

Su Majestad el Rey Felipe VI visita el estand de El Progreso en la inauguración de la XI edición de la Feria Nacional del Vino.
Su Majestad el Rey Felipe VI visita el estand de El Progreso en la inauguración de la XI edición de la Feria Nacional del Vino. - A.PEREZ HERRERA

CIUDAD REAL, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El Viña Xétar en lata, la apuesta refrescante de baja graduación que la cooperativa 'El Progreso' de Villarrubia de los Ojos exhibe en la Feria Nacional del Vino, despertó el interés de su Majestad el Rey, Felipe VI, en su visita del pasado martes.

Así lo ha desvelado el presidente de la Diputación de Ciudad, José Manuel Caballero, entidad organizadora de este evento, durante la rueda de prensa que ha ofrecido a modo de balance de la feria, que este jueves echa el cierre.

Esta X edición de Fenavin, que según ha avanzado Caballero superará los 64 millones de euros en volumen de negocio, contó el pasado martes con el aval real en la apertura de puertas. La presencia del monarca despertó gran expectación, muchos vivas y aplausos a lo largo de su paseo.

Custodiado por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y el presidente regional, Emiliano García-Page, Felipe VI y con el director de Fenavin, Manuel Juliá, y el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, de cicerones, Su Majestad inició itinerario en el estand de Bodegas Roura y después se hizo una foto en la de Cristo de la Vega.

Aunque fueron muchos los representantes de bodegas que intentaron reclamar su atención, el Rey se paró en el estand de la cooperativa Virgen de las Viñas, la mayor de Europa, en el de Félix Solís, donde saludó al presidente de las bodegas, para recalar, después en el estand de la DO La Mancha, y en el del 'El Progreso'.

Es allí donde tuvo la parada más larga, pues el Viña Xétar en lata de esta cooperativa despertó su atención. Se trata de un mosto fermentado de baja graduación, similar a un refresco, con una atractiva y juvenil imagen, de colores muy primaverales.

El Progreso, la cooperativa más antigua de España desde que se asentó en Villarrubia de los Ojos en 1917, empezó a comercializar en 2021 este mosto fermentado blanco y rosado, de apenas 6 grados, a fin de conquistar nuevos consumidores.

Quizá, y después de conocer de primara mano los detalles de este producto por parte de los responsables de esta bodega, el monarca se sume a su cartera de clientes.

Contador