Publicado 15/10/2018 15:21CET

5,2 millones para mejorar la red de carreteras de León

   LEÓN, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Junta de Gobierno de la Diputación de León ha aprobado este lunes 16 lotes para impulsar nuevas actuaciones en la mejora de la red provincial de carreteras de la provincia que supondrán una inversión de 5,2 millones de euros.

   Estas actuaciones están incluidas en el Plan de Carreteras 2018-2019 de la institución provincial y se enmarcan dentro del objetivo de poner en valor la red provincial de carreteras, la segunda más extensa de España con más de 3.300 kilómetros, según han informado fuentes de la Diputación a Europa Press.

   La actuación más significativa es la mejora del firme de la LE-5638 entre las localidades de Gradefes a Sorriba entre los puntos kilométricos 2,8 y 5,5 que se inicia medio kilómetro antes de Villanófar y finaliza en la localidad de Villacidayo. Esta mejora, que incluye la ampliación de la plataforma a 6,50 metros y la adecuación de la vía con la renovación de 5 obras de drenaje ya existentes y la ejecución de 2 nuevas, supondrá una inversión cercana a los 900.000 euros que incluye también la nueva señalización.

   La adecuación de la carretera LE-5215 que va desde la LE-713 en Cacabelos hasta la LLE-5206 recibirá una inversión, según el proyecto aprobado hoy, de 658.000 euros. Se renovarán el firme de 3,5 kilómetros que restan para finalizar la mejora de todo el trazado cifrado en 5,65 kilómetros.

   También se contempla en ensanche y mejora del firme en la carretera LE-5510 desde el punto kilométrico 1,3 hasta el final de travesía de la urbanización de Las Lomas, con una longitud de 1,9 kilómetros. La plataforma pasará de los 4,5 a los 7 metros de anchura y se mejorará, como suele ser habitual, la señalización con una inversión prevista de 356.500 euros.

   La cuarta actuación se desarrollará en la LE-3510 de Pola de Gordón a los Barrios de Gordón, una carretera que se ampliará a 5,5 metros para permitir el cruce de dos vehículos. También se colocará un rigola de 0,75 metros en el lado del desmonte que ayuda a canalizar el agua que se precipita desde el desmonte. El presupuesto previsto es de 356.100 euros.

Para leer más