Actualizado 05/06/2020 13:02:27 +00:00 CET

Alumnos de 2º de Bachillerato podrán volver a las aulas para preparar la EBAU

La consejera de Educación, Rocío Lucas.
La consejera de Educación, Rocío Lucas. - EUROPA PRESS

Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo

   Educación Copcyl colaborarán para la atención psicológica de alumnos con un servicio telefónico desde este lunes

   VALLADOLID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Los alumnos de segundo de Bachillerato de Castilla y León podrán volver a las aulas en la Fase 2 para recibir tutorías y clases preparatorias de las pruebas de acceso a la universidad (EBAU), siempre con cita previa y bajo una serie de medidas de seguridad.

   Así lo ha avanzado este viernes la consejera de Educación, Rocío Lucas, quien ha indicado que esta actividad presencial se desarrollará entre el 12 y el 23 de junio, una vez confirmado el paso de la totalidad de Castilla y León a la Fase 2 de la desescalada, la cual contempla la posibilidad de flexibilizar las medidas de contención.

   Para ello, la Consejería trabaja de acuerdo con las autoridades sanitarias de la Comunidad en una orden que se publicaría el próximo lunes, 8 de junio, y que este viernes se ha presentado a las organizaciones sindicales.

   Lucas ha subrayado que para el presente curso no se retomará, con carácter general, la actividad docente presencial, pero sí en determinados casos como éste, toda vez que la actividad lectiva ordinaria para segundo de Bachillerato concluye este viernes.

   Las tutorías y clases preparatorias se limitarían a aquellas materias susceptibles de evaluación en la EBAU y los interesados deberán comunicarlo a su tutor entre el lunes y el martes próximos, 8 y 9 de junio, por teléfono o correo electrónico para concertar la cita previa.

   Sólo podrán acudir aquellos alumnos que lo hayan solicitado y hayan presentado declaración responsable en la que se comprometan a no acudir con síntomas y a cumplir con todas las normas prevención, como la distancia de dos metros o el uso de mascarillas cuando no sea posible esa separación, según ha apuntado la consejera, quien ha añadido que también se escalonarán las entradas y salidas con distintos accesos para evitar la acumulación de alumnos en un mismo punto.

   La orden que se publicará este lunes incluye también la vuelta a la actividad presencial para alumnos con necesidades especiales, como las sesiones de fisioterapia educativa, que se reanudarán el 12 junio y se prolongarán hasta fin de mes e incluso en julio si la situación lo permite.

CITA PREVIA

   Los tutores legales de estos alumnos deberán comunicar antes del 12 junio su deseo de que el alumno reciba dicha atención, tras lo que el centro se pondrá en contacto con ellos para comunicar los días y hora de las citas.

   Por otro lado, se modificará la orden de subvenciones del programa de respiro escolar en días laborables no lectivos para cumplir con el periodo de ejecución en hasta el 31 julio, al tiempo que se permitirá a estas empresas justificar gastos para poder prestar el programa de acuerdo con las medidas excepcionales por la pandemia.

   La entrada en Fase 2 permitirá también que los padres puedan realizar citas previas para poder acudir a los centros a recoger el material que sus hijos dejaron allí debido a la suspensión de las clases presenciales.

   Precisamente a los padres y a los alumnos, pero también a los docentes, ha mostrado Rocío Lucas su reconocimiento y agradecimiento por su capacidad de adaptación ante la inesperada situación que forzó "de un día para otro" a cerrar los centros y pasar a un modelo lectivo no presencial y telemático.

   Por otro lado, a partir de este lunes la Consejería, a través de un convenio con el Colegio Oficial de Psicología de Castilla y León (Copcyl), ofrecerá un servicio telefónico de atención psicológica al alumnado para "acompañar, asesorar y aliviar" los efectos de la situación vivida por el confinamiento y la crisis sanitaria.

   Rocío Lucas ha explicado que en la actual "etapa de transición" que se vive, con una relajación del confinamiento, afloran "problemas adaptativos" que dificultan ese retorno, por lo que han considerado éste como el momento "más oportuno" para su puesta en marcha.

   El teléfono (900 264 071) será gratuito y atendido por especialistas en psicología infanto-juvenil del Copcyl las 24 horas del día. Se trata de prevenir las repercusiones "más graves" en el futuro de los estudiantes que presenten síntomas de estrés, inquietud y alteraciones de los hábitos de conducta.

PREVENIR Y DETECTAR PROBLEMAS

   Esta intervención temprana pretende prevenir repercusiones más graves en el futuro, detectar posibles problemas de adicción a las nuevas tecnologías y dar herramientas a los padres para informar con antelación de los cambios que se van a producir para que los niños puedan adaptarse previamente.

   Para ayudar a los niños y jóvenes a recuperar esa normalidad que han perdido, los psicólogos del Copcyl aconsejan informar "con veracidad" de lo que se espera que puede suceder en el futuro, lo que "reducirá de forma importante la incertidumbre y aliviará la ansiedad de los menores".

   Durante el confinamiento, según señala el Copcyl, el mayor problema ha sido el incremento de horas de uso de las nuevas tecnologías, por el aumento del uso lúdico al no poder acceder a otras actividades de ocio fuera del hogar.

   Una de las consecuencias del abuso tecnológico es una mayor agresividad y exigencia por parte de los menores, que se muestran "incluso desafiantes", apunta este colegio profesional.

   Algunos niños han desarrollado, según los expertos, miedo al contagio o fobias a la hora de salir a la calle, especialmente si ha habido algún fallecido cercano por el virus.

   Los cambios personales en la alimentación, el sueño o la higiene de los menores son, según señalan, "el primer síntoma" de que el confinamiento les ha afectado de forma psicológica, unido a la variación del humor, las posibles regresiones, un aumento de la irascibilidad o tics nerviosos.

   Una señal de que el niño necesita ayuda profesional es que las relaciones familiares y sociales empeoren y se detecte un aislamiento físico y personal. De igual manera, un bajo rendimiento académico y una falta de interés por las actividades de ocio también indican un problema serio en los menores, de acuerdo con las advertencias de los profesionales.

PRÓXIMO CURSO

   De cara a la actividad presencial para el próximo curso --en cuyo calendario se busca avanzar la semana que viene con las organizaciones sindicales--, la consejera ha reconocido que sería "muy precipitada" cualquier decisión a estas alturas, aunque ha reiterado su planteamiento de que "en la medida de lo posible" todos los alumnos tengan clases presenciales.

   Para poder hacerlo con todas las medidas de seguridad necesarias, Lucas ha insistido en la necesidad de que el Gobierno de España destine a las comunidades autónomas parte de los fondos que llegan de la Unión Europea para afrontar nuevas contrataciones de docentes, transporte y comedores escolares

   Además, en caso de que un rebrote obligara a volver en el futuro a la actividad no presencial, la Consejería trabaja en un plan de digitalización que homogeneice las plataformas utilizadas por los centros, al hilo de lo cual ha defendido la conexión de éstos con el portal de Educación.