Publicado 27/08/2021 14:08CET

Avanzan las obras de la calle Mirabel de Valladolid, con nuevo carril bici y mantenimiento de plazas de aparcamiento

El alcalde de Valladolid, durante la visita a las obras en la calle Mirabel, en la Rondilla.
El alcalde de Valladolid, durante la visita a las obras en la calle Mirabel, en la Rondilla. - AYUNTAMIENTO DE VALLADOLID

VALLADOLID, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Valladolid ha destacado el avance en los trabajos de remodelación de la calle Mirabel, en el barrio de la Rondilla, donde además de renovar el parque situado en la zona, se ha creado un nuevo carril bici de 475 metros de longitud mientras se mantienen, incluso se crean ocho más, las plazas de aparcamiento "legal".

El alcalde, Óscar Puente, junto con el concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, y el Jefe del Servicio de Espacio Público e Infraestructuras han visitado el barrio de La Rondilla junto con representantes de la Asociación Vecinal Rondilla, y entre otras actuaciones han comprobado la obra que se ejecuta en la calle Mirabel, entre los cruces con Soto y Tirso de Molina, con una inversión de 271.000 euros, incluidas las actuaciones de Aquavall en la red hídrica.

Al programar las actuaciones a ejecutar mediante el contrato de conservación de vías públicas en el presente ejercicio, y visto que una de las aprobadas mediante presupuestos participativos consistía en renovar el deteriorado pavimento del parque anexo a la calle de Mirabel, el Ayuntamiento decidió aprovechar la ocasión para reordenar la sección de la mitad derecha de la vía y su parque anexo, entre las intersecciones con Soto y Tirso de Molina.

La calle tenía una calzada excesivamente ancha para su uso, lo que, como ha explicado el concejal Luis Vélez, "además de desaprovechar mucho espacio público, generaba continuo uso irregular mediante estacionamiento en doble fila, en batería en zonas donde no se permitía", lo que creaba "peligro para los propios peatones que no podían cruzar la calle en las mejores condiciones".

En esta intervención, según han recalcado fuentes municipales, se ha diseñado desde hace meses "junto con la Asociación Vecinal Rondilla", para buscar el mejor aprovechamiento del espacio público, mejorar la accesibilidad, mejorar el espacio peatonal y conseguir una mejor conexión ciclista.

En este sentido, se decidió aprovechar el espacio sobrante sobre todo en el tramo entre las calles Soto y Cardenal Cisneros para incluir en la sección un carril bici exclusivo de doble sentido, a distinto nivel de la calzada.

Este carril bici se consideraba necesario dado que el ciclocarril señalizado en la calzada, que se mantendrá ya que al ser una calle de un solo carril la limitación de velocidad es a 30 kilómetros por hora, solo era de un sentido y no permitía el tráfico en bicicleta en dirección al interior del barrio de la Rondilla o hacia los centros educativos y el Centro Cívico existentes en la zona.

Además, se permite conectar el carril bici que viene desde el barrio de La Victoria por el puente Condesa Eylo con el barrio de La Rondilla, ya que ese vial "moría" al finalizar el viaducto y solo había opción de coger el carril que discurre por el paseo de la ribera superior del río Pisuerga.

El nuevo carril bici tiene unos 475 metros de longitud y una anchura útil de 2,20 metros.

En el tramo del parque de la calle Mirabel anexo el carril bici se ha trazado adosado a los parterres, y a tramos completamente entre ellos, de tal manera que queda suficientemente separado del resto de los usuarios, sin que sea posible que se produzcan interferencias o incidentes con los peatones, salvo en los puntos de cruce, que serán convenientemente señalizados para dar en ellos prioridad a los peatones, como es lógico.

En la propuesta materializada no sólo se mantienen todas las plazas de aparcamiento, sino que se incrementan en ocho adicionales gracias a la reducción de la anchura de la calzada. Lo que se elimina es la posibilidad de aparcamiento "irregular" en doble fila.

La acera del lado de la intervención se repara y reconstruye en sus dimensiones anteriores en la mayor parte de su longitud.

MEJORA DEL PARQUE

En lo que era el objetivo del presupuesto participativo, inicialmente presupuestado en 132.000 euros para la renovación del parque y la acera de ese lado, se renueva la totalidad del pavimento de la zona ajardinada anexa a la calle, puesto que el defecto generalizado (disgregación de un encintado cerámico entre las baldosas) era irreparable.

El objetivo es la mejora a través de una reconfiguración, con eliminación de todos los peldaños para favorecer la accesibilidad; adaptación del trazado de los parterres para alojar, además del carril bici, un amplio itinerario peatonal adyacente a la tapia del seminario, y se reubica la mayor parte del mobiliario para dar a la zona mayor usabilidad.

Para la reconstrucción se emplea un pavimento de baldosas de 30 centímetros en colores blanco y tabaco, formando una cuadrícula de estética similar al pavimento demolido, pero sin cenefas de material cerámico, que fue lo que originó el problema.

Se respeta todo el arbolado de la zona peatonal, contigua a la parcela del seminario, hasta la calle de Tirso de Molina.

En el arbolado de alineación se han practicado estrictamente las actuaciones decididas por Parques y Jardines por motivos fitosanitarios, eliminando ocho árboles en mal estado, cuya copa estaba dominada por árboles adyacentes, y plantándose cuatro nuevos.

Adicionalmente, en distintos tramos se crean nuevos parterres ajardinados, con lo que el resultado incrementa claramente la superficie de zonas verdes.

Contador