El Ayuntamiento de Burgos invertirá 2,1 millones de euros en la mejora y acondicionamiento del Paseo de La Quinta

El alcalde de Burgos, Javier Lacalle.
EUROPA PRESS
Publicado 12/11/2018 12:12:31CET

BURGOS, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Burgos invertirá 2,1 millones de euros en la mejora y el acondicionamiento del Paseo de la Quinta, según ha anunciado este lunes el alcalde Javier Lacalle, durante la presentación del proyecto.

"Se trata de uno de los proyectos importantes de la ciudad", ha aseverado Lacalle, en declaraciones recogidas por Europa Press, antes de explicar que el objetivo de la actuación es "mantener la esencia del espacio y mejorarla".

El proyecto es el resultado del trabajo de casi dos años y abarca una superficie de 370.000 metros cuadrados, comprendidos entre el puente de la autovía de Ronda y el puente del Bulevar del Ferrocarril.

Este espacio se encuentra actualmente dividido en dos mitades por la antigua carretera BU-802, desde Timoteo Arnáiz hasta la glorieta del Bulevar, que en la actualidad se encuentra cortada al tráfico rodado.

La actuación presentada se centra en el acondicionamiento y adecuación de esta antigua carretera, junto con el carril bici y los senderos peatonales anexos, y el paseo de Los Atletas y las conexiones entre ambos.

La solución adoptada recupera los espacios ocupados por la alineación recta de la antigua carretera, convirtiéndolos en un elemento integrados con el entorno y en un espacio público de relación y estancia.

La recuperación del vial, actualmente flanqueado por un camino peatonal al norte y un carril bici al sur, se ha planteado mediante la integración de los caminos peatonales y el sendero ciclista en un único camino central.

De este modo, se permitirá la interconexión del camino peatonal existente con el central de nueva creación a intervalos regulares, de tal forma que el eje central se plantea en un único plano, eliminando el bombeo actual de la calzada .

ZONA DE ESPARCIMIENTO Uno de los aspectos destacables del proyecto es que prevé el aprovechamiento de la actual rotonda central, de 60 metros de diámetro, para su utilización como una gran zona de esparcimiento, en la que incluso se proyecta la futura colocación de un recinto de hostelería integrado en el entorno.

El proyecto, cuyas obras comenzarán en febrero de 2019 con un plazo de ejecución de 18 meses, contempla además la plantación de 150 nuevos árboles en este entorno, donde también se instalará una zona de gimnasio de 200 metros cuadrados y un parque infantil de 500 metros cuadrados.