Publicado 03/02/2021 12:19CET

Ayuntamiento de Valladolid ha dedicado 24 millones a gastos para paliar efectos de la pandemia durante 2020

Rueda de prensa del Ayuntamiento de Valladolid sobre los costes que ha supuesto al Ayuntamiento la atención de la pandemia.
Rueda de prensa del Ayuntamiento de Valladolid sobre los costes que ha supuesto al Ayuntamiento la atención de la pandemia. - AYUNTAMIENTO DE VALLADOLID

   Puente abre la puerta a dedicar "hasta otros cinco millones" a ayudas a autónomos

   VALLADOLID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Valladolid ha detallado este miércoles que ha dedicado un total de 24,2 millones de euros para tratar de paliar los efectos de la pandemia en la sociedad y las empresas durante el año 2020, con medidas en buena parte acordadas por el grupo de trabajo creado el pasado mes de mayo.

   Así lo han explicado este miércoles el alcalde socialista de la ciudad, Óscar Puente, y el teniente de alcalde y concejal de Valladolid Toma la Palabra, Manuel Saravia, en una rueda de prensa a la que también ha asistido el concejal de Planificación y Recursos, Pedro Herrero, y el portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, Martín Fernández Antolín, formación que ha apoyado los presupuestos municipales de 2021.

   Puente ha hecho balance del coste que han supuesto las actuaciones llevadas a cabo durante el año 2020 con motivo de la pandemia del coronavirus, lo que asciende, según las cifras aportadas este miércoles, a 24.128.738,16 euros, dedicados principalmente a atender a las personas y colectivos más afectados por la pandemia, al incremento de gastos por decisiones municipales y también incluyen la reducción de ingresos por una menor actividad económica que se ha traducido en menor recaudación de impuestos.

   El regidor ha recordado que buena parte de estas medidas se pactaron en el Grupo de Trabajo COVID-19 que se creó el pasado mes de mayo inicialmente con la participación de los grupos que forman el equipo de Gobierno así como el Partido Popular y Ciudadanos, si bien ha lamentado que el PP decidió dar un "golpe de timón" el pasado verano "ignorando que la pandemia sigue aquí".

   Óscar Puente ha subrayado que las medidas y acciones llevadas a cabo en estos meses "evidencian una buena gestión municipal" pero no son "patrimonio exclusivo" y por ello ha destacado la actitud de Ciudadanos que es "que ha estado desde el principio del Grupo de Trabajo hasta hoy, ha hecho aportaciones y ha apoyado medidas".

   El "compromiso", ha incidido el alcalde socialista, "sigue vigente" desde que se inició en el mes de abril con el acuerdo para la incorporación de los remanentes para dedicar a esta materia "cuando todavía no se era consciente de las consecuencias que podía tener" pues ha recordado que todavía estaba en vigor la regla de gasto y las normas fiscales. "Ahora, reafirmamos el compromiso y destinaremos hasta el último céntimo", ha apostillado.

   A los 24 millones de euros se debe sumar el impacto que ha producido la pandemia en entidades y empresas muncipales, como Auvasa, que como consecuencia fundamentalmente de la pérdida de viajeros desde marzo ha provocado que concluya 2020 con un déficit de 4,55 millones de euros, aunque ha recordado que la previsión se ha atenuado con el paso de los meses debido a que inicialmente se esperaba un mayor impacto. Igualmente, Aquavall ha visto reducidos sus ingresos en un millón de euros.

   El informe realizado por la Concejalía de Planificación y Recursos detalla todas las partidas económicas derivadas de la crisis sanitaria. La más cuantiosa --cifrada en 5,1 millones de euros-- se ha centrado en Servicios Sociales, con las ayudas de emergencia a las personas y colectivos más vulnerables.

   A continuación figuran los casi 5 millones destinados al Plan Reactiva para ayudar a autónomos y pequeñas empresas, según el acuerdo del Grupo de Trabajo creado antes del pasado verano, sobre el cual Puente no descarta que haya que ampliar la cuantía y dedicar incluso otros 5 millones de euros más a este cometido en 2021.

   En la política de vivienda, aunque se planificó la compra de viviendas para ampliar el parque público municipal por un total de 3 millones de euros, se optó por dedicar la mayor parte de los 2,5 millones de euros a las ayudas al alquiler y a la rehabilitación de viviendas para llegar a más familias y solucionar lo antes posible el problema de habitabilidad que han padecido las familias.

   En el estudio sobre el impacto producido por el COVID-19 se incluye un apartado sobre la disminución de ingresos (2,8 millones de euros) que corresponden a actuaciones concretas para que determinados colectivos no tuvieran que hacer frente a los gastos previstos. Así, los hosteleros se ahorraron los 972.000 euros que tendrían que haber pagado en 2020 por la tasa de terrazas (este año se prevé un merma de un millón de euros ya que se ha tomado la misma medida de suspender el cobro); los empresarios de hoteles, 360.000 euros ; los comerciantes de los mercadillos, 215.000 euros. Además, la ORA ha tenido 1,3 millones de euros menos de ingresos durante el tiempo que se suspendió el cobro durante el confinamiento.

   La menor actividad derivada de la crisis sanitaria y económica se ha traducido en una reducción de ingresos de 6,6 millones de euros. Como la actividad se redujo también han sido menores los tributos municipales por IAE, plusvalía, impuesto de construcciones, licencias urbanísticas, multas por infracciones en la ordenanza de circulación.

   Asimismo, el impulso a la digitalización ha contado con un presupuesto de 414.555 euros y ha servido fundamentalmente para permitir el teletrabajo de los empleados públicos y adquisición de material informático.

   El alcalde ha destacado el destino del presupuesto para compensar las

   secuelas del COVID-19. "Las medidas aprobadas por el Ayuntamiento revelan la orientación de las políticas municipales para paliar la situación de las personas y colectivos más vulnerables. Aquí se demuestra el compromiso real del Ayuntamiento de Valladolid con los autónomos, empresas de menos de 20 trabajadores, comerciantes Y hosteleros".

   Asimismo, según ha añadido Óscar Puente, se demuestra también el

   carácter social de las medidas, que han llegado "a los más desamparados", como las personas sin hogar, para tratar de garantizar la atención en el centro de atención a personas indomiciliadas.