Publicado 08/07/2021 12:41CET

Ayuntamiento de Valladolid pondrá en marcha en 2022 la compra de locales vacíos para ofrecer en alquiler

Rueda de prensa en la que se ha presentado el programa de compra y alquiler de locales comerciales vacíos.
Rueda de prensa en la que se ha presentado el programa de compra y alquiler de locales comerciales vacíos. - EUROPA PRESS

El Presupuesto municipal del próximo año incluirá para ello una partida de 2 millones de euros

VALLADOLID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Valladolid iniciará el próximo año el programa de adquisición selectiva de locales de planta baja que se encuentran vacíos para crear una bolsa de alquiler para dinamizar la actividad comercial, de servicios o de ámbito social.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y el concejal de Planeamiento Urbanístico y Vivienda, Manuel Saravia, han presentado este jueves el nuevo programa que, como han recordado, era uno de los compromisos incluidos en el programa pactado para el actual acuerdo de Gobierno municipal entre PSOE y Valladolid Toma la Palabra (VTLP).

En los últimos meses se ha llevado a cabo un estudio, llevado a cabo por una empresa privada, para diseñar el programa de impulso al alquiler y la actividad comercial en locales de planta baja y, con sus conclusiones, se dará el siguiente paso encaminado a que en 2022 se inicie el proceso de adquisición de varios de estos inmuebles.

En concreto, el equipo de Gobierno incluirá en el Presupuesto municipal del próximo ejercicio unos 2 millones de euros para la adquisición mediante un procedimiento de compra pública, en concurrencia, y a partir de las ofertas presentadas por propietarios que quieran participar.

El objetivo pretende minimizar el efecto de la concentración de locales vacíos en determinadas zonas --las asociaciones de comerciantes estiman que en torno a un 20 por ciento de los locales de planta baja de la ciudad se encuentran actualmente sin uso--, y a potenciar los ejes principales, que puedan tener un impacto en la zona en que se encuentran.

Con ellos, y con los que se puedan incorporar en años sucesivos, se creará una bolsa de alquiler de locales en planta baja, con especial atención a los usos a que se destinen, el impacto en el empleo, la incidencia urbanística. Con la intención de impulsar especialmente las iniciativas económicas comerciales, o culturales, de economía social y solidaria, etc.

El precio del alquiler habría que establecerlo, como ha precisado Manuel Saravia, en función de consideraciones económicas y sociales, y podría variar desde el primer año hasta los sucesivos.

Por último, como tercera medida, Saravia ha planteado ampliar el Observatorio Local del comercio minorista y de proximidad, al objeto de que recoja también información de los locales no comerciales, para ofrecer a la ciudadanía datos actualizados sobre la situación de tales locales y las políticas en marcha.

El estudio que ya se ha concluido se centró en un área de estudio dentro de la ciudad, la que comprende la zona de las calles Mantería, Labradores, Panaderos, San Andrés y Plaza Circular, que como ha apuntado Manuel Saravia es próxima al centro de la ciudad, pero también abarca áreas a las que se puede considerar ya como "barrio".

En esta zona se han cuantificado los locales vacíos del área, un 28 por ciento en planta baja, y se han establecido distintas categorías para estudiar requerimientos de emplazamiento, lo que ha permitido detectar que un 35 por ciento de los inmuebles en uso se dedican a labores de comercio, un 28 por ciento a servicios y un 9 por ciento a hostelería.

El estudio ha permitido cuantificar y determinar las calles más comerciales y las zonas que actualmente sufren más el problema de los locales vacíos. Así, en esta zona la actividad se concentra sobre todo en calle Mantería, la mitad de la calle Labradores, Tudela y la plaza Circular; mientras por otro lado los locales sin uso se concentran en parte de Labradores, y las calles Estación, Nicolás Salmerón, Padre Claret, García Lesmes y Acibelas.

También se ha estudiado la oferta de alquiler actual, con precios "muy variables" y con diferencias importantes en función del tipo de superficie, del tamaño y la ubicación. En este punto, Saravia ha indicado la peculiaridad de que algunos de los "mejores locales", situados en esquinas o con buena localización, estaban habitualmente ocupados por entidades financieras que los han cerrado en sus procesos de reestructuración y hoy se ofrecen a precios de rente muy elevados.

Por ello, Manuel Saravia ha incidido en que se debe estudiar bien la oferta y la demanda en las distintas zonas de la ciudad, porque si se estima adquirir algunos locales de este tipo, la cifra final que se podrá comprar no será grande.

El edil ha puesto el ejemplo del programa 'Persianas Arriba' del Ayuntamiento de Barcelona, al que se destinan en un principio 16 millones de euros con los que se prevé adquirir 60 locales en la ciudad catalana.

También se barajan posibles ayudas económicas para la instalación de negocios, desarrollo de otros o impulso de iniciativas de nueva creación, el establecimiento de negocios de diferente tipología a pie de calle o el impulso de e impulsar las a veces denominadas tiendas 'tester' o proyectos piloto.

Se ha citado, en ese sentido, el modelo de París, donde se cede un local "muy por debajo del precio de mercado para que los emprendedores puedan probar si el negocio que quieren abrir funciona".

Otra parte del plan es la invitación al debate para determinar los criterios de selección de locales, con una serie de reuniones tendentes a definir los ejes y espacios que han de potenciarse, en lo que se denomina una "red civil". Así, se ayudará a determinar el tipo de usos que debe apoyarse prioritariamente, la forma de valorar las distintas ofertas, la evitación de ámbitos que queden sin cubrir para ciertos usos de primera necesidad (de alimentación, etc.), y cualquier otra consideración que se considere pertinente.

En principio, en el presente mes, se convocará, para llevar a cabo las primeras reuniones, a las asociaciones de comercio, a la Cámara, a las asociaciones vecinales, pero también podrían estar presentes otras entidades interesadas en los objetivos del programa.

Igualmente, se trabajará para completar el diagnóstico (con el trabajo de campo correspondiente) de toda la ciudad, en línea con el elaborado para la zona piloto.

Y en estos mismos meses se elaborarán los pliegos para convocar la adquisición y posterior alquiler de locales estratégicos, conforme a lo visto en las reuniones de trabajo realizadas.

Contador