Publicado 08/04/2021 14:05CET

Ayuntamiento de Valladolid prevé incorporar hasta 560 viviendas a su parque municipal en los próximos cinco años

Rueda de prensa en la que se han presentado el Plan Municipal de Vivienda y el convenio para alquiler solidario con la UVA.
Rueda de prensa en la que se han presentado el Plan Municipal de Vivienda y el convenio para alquiler solidario con la UVA. - EUROPA PRESS

   Prorrogado el acuerdo con la UVA para facilitar alquileres asequibles a estudiantes a cambio de trabajo social

   VALLADOLID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Sociedad Municipal de Vivienda y Suelo de Valladolid (VIVA) ha aprobado el nuevo Plan Municipal 2021-2025 en el que, entre otras cosas, se prevé incorporar hasta 560 pisos al parque municipal --350 de ellas de carácter social o 'viviendas blancas'-- e intensificar programas de fomento del alquiler.

   El nuevo Plan de Vivienda 2021-2025 se ha presentado este jueves en rueda de prensa por parte del alcalde, Óscar Puente, y el concejal de Planeamiento Urbanístico y Vivienda, Manuel Saravia.

   El documento, aprobado en el Consejo de Administración de la sociedad municipal VIVA, desarrolla las principales líneas de actuación del plan anterior, una vez contrastada su validez y aunque oficialmente ya está vigente, se prevé aprobarlo inicialmente en el Pleno municipal del mes de mayo y definitivamente en julio tras un periodo de información pública.

   El documento se estructura en cinco grupos de programas tales como parque municipal, ayudas, rehabilitación, entornos de la vivienda y áreas vulnerables, y desarrollo de sectores residenciales.

   Respecto al parque municipal de viviendas, actualmente compuesto por 400 pisos, incluidas en el cómputo los alojamientos provisionales, el objetivo es ampliarlo y más que duplicarlo, ya que hasta 2025 se espera sumar otras 560, e incluso más, como ha manifestado el concejal Manuel Saravia, si se cuenta con la financiación adecuada.

   De ellas, el programa de Viviendas Blancas se lleva el mayor aumento, ya que se intentará alcanzar un crecimiento de hasta 350 viviendas más (de segunda mano, dispersas por la ciudad), para poder cubrir las necesidades de este tipo de viviendas de las que se tiene constancia actualmente.

   En este momento, el Ayuntamiento cuenta con 135 viviendas 'blancas' y todas ellas se encuentran o bien habitadas, o en trámites o pendientes de reparaciones y adecuaciones ya que se han adquirido recientemente. La demanda de personas que se pueden acoger a este sistema se estima en unas 500 familias, de ahí que el objetivo sea llegar a la cifra de medio millar en total.

   En cuanto programa de vivienda joven (y familias) se espera poner en marcha nuevas promociones en parcelas de VIVA o municipales, también distribuidas por la ciudad. Se impulsará, por otra parte, el modelo de viviendas colaborativas con un proyecto piloto.

   Y por último se intensificará la difusión del programa de alquiler de viviendas vacías (ALVA) para conseguir multiplicar por cuatro este sistema, ya que Saravia ha destacado que se trata de un programa que tanto los usuarios como las personas que incluyen sus viviendas en él "reconocen que está muy bien" pero "cuesta que propietarios lo pongan en manos de la sociedad de Vivienda".

REHABILITACIÓN DE 775 VIVIENDAS

   El segundo gran impulso del nuevo plan, además del crecimiento del parque, corresponde al programa de ayudas a la rehabilitación de viviendas, fundamentalmente para la mejora de las condiciones energéticas y de accesibilidad de los edificios. Se pretende extender las ayudas a 775 viviendas, en el periodo de duración del Plan.

   Además, el Ayuntamiento continúa con el desarrollo de la regeneración de áreas vulnerables, especialmente en los polígonos 29 de Octubre y Viudas-Aramburu, para los que se destina, en principio, un presupuesto de 3.000.000 de euros anuales, que podrá aumentar en función de las ayudas de otras administraciones públicas.

   Los otros programas se refieren a las ayudas al alquiler y pobreza energética, a la mejora de los entornos residenciales (especialmente en la zona Este) y al control de los desarrollos urbanísticos de los nuevos sectores de planeamiento urbanístico, para evitar, en lo posible, tanto desarrollos excesivos como la atonía.

PLAN PARCIAL DE LA FLORIDA

   VIVA llevará a cabo la gestión del Plan Parcial La Florida, de 46,2 hectáreas de superficie y donde se prevén edificar hasta 3.000 nuevas viviendas (la mitad de ellas protegidas). El presupuesto de la operación asciende a los 27 millones de euros de euros.

   Por último, el plan contempla también el impulso de la propia sociedad VIVA, la mejora de los instrumentos de información y atención a la ciudadanía y el desarrollo de estudios, análisis y asesoramiento sobre la vivienda.

   Este plan se pone en marcha cuando está pendiente la aprobación la nueva Ley estatal de la Vivienda, reiteradamente anunciada, y el subsiguiente desarrollo legislativo autonómico. Pero se ha considerado conveniente contar cuando antes con un plan propio y actualizado, cuyas líneas básicas estamos convencidos de que no se moverán, aunque podrá haber adaptaciones a cambios legislativos, si fuera necesario.Por último, aunque el Plan aprobado no tiene por qué tramitarse en el Pleno Municipal.

   Sin embargo, el Gobierno Municipal se ha estimado oportuno someterlo a su refrendo, que presumiblemente se producirá en el del próximo mes de mayo.

CONVENIO CON LA UVA

   En estas políticas se enmarca también el convenio que se ha renovado este jueves entre el Ayuntamiento y la Universidad de Valladolid para facilitar el acceso de estudiantes a una vivienda de alquiler con renta asequible a cambio de su participación en programas de convivencia vecinal.

   El Ayuntamiento y la Universidad, como han explicado Puente, Saravia y el rector, Antonio Largo Cabrerizo, colaboran desde hace años en esta línea mediante diversos convenios para la implantación del programa de alquiler. Desde 2018 se ofrecía a los jóvenes estudiantes la posibilidad de una vivienda a precio asequible de renta "a cambio de que prestaran ayuda al resto de inquilinos de los inmuebles".

   Ahora, con este protocolo se incluyen nuevas promociones de vivienda protegida en alquiler y se ofrecerán alquileres en distintas zonas como el número 3 de la calle Julián Humanes (barrio de La Pilarica), en el 20 de Feliciano Escudero (Belén); en el número 6 de la calle Monasterio de Santa María de la Vid (Villa del Prado); en Florencia número 1 (Ciudad de la Comunicación) y en la calle Yunta números 7 y 9 (San Isidro).

   En cada una de ellas se reserva aproximadamente un 10 por ciento de las viviendas para este programa.

   Según ha detallado Largo Cabrerizo, la UVA asume un "doble compromiso" solidario primero con los estudiantes y además ellos mismos ejercen esa solidaridad porque se comprometen a interactuar, convivir y propiciar espacios de encuentro y buena vecindad con los residentes de esas promociones.

   Asimismo, supone una vía tanto para ayudar a la emancipación de los jóvenes estudiantes como para favorecer la integración en la sociedad vallisoletana de los que proceden de otras partes de la provincia, la comunidad, del país o incluso de fuera de las fronteras españolas.

Contador