El Ayuntamiento de Villabrágima (Valladolid) aconseja no beber agua por el elevado nivel de sulfatos

Actualizado 04/10/2011 21:58:03 CET

VALLADOLID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Villabrágima (Valladolid) ha aconsejado a los vecinos que no beban agua de sus grifos ante los elevados niveles de sulfatos detectados en el último análisis detectado, en el que se supera el máximo recomendado, por lo que la Diputación Provincial tiene previsto instalar un depósito de 5.000 litros para abastecer a la población.

Así lo confirmó el alcalde de la localidad, Víctor José Arce, quien indicó que el pasado viernes, 30 de septiembre, se distribuyó un bando en el que se puso en conocimiento de los vecinos que el agua no es apta para el consumo, al superar en un "10 o 15 por ciento" los niveles recomendados.

El primer edil, en declaraciones a Europa Press, explicó que aunque siempre se han tenido problemas con altos niveles de sulfatos, algo que atribuyó a las características del terreno, nunca se había llegado a un nivel que hiciera que el agua no fuera apta para el consumo en Villabrágima, localidad de algo más de 1.100 habitantes.

Arce considera que aunque se diga que los niveles son dañinos, habría que beber mucha cantidad de agua para que pudiera afectar a la salud y, personalmente, confiesa que hace una vida normal porque, además, añadió que los sulfatos es lo menos peligroso si se compara con los nitratos o el arsénico. Sin embargo, espera que la climatología y futuras lluvias pudieran revertir la situación.

AYUDA DE LA DIPUTACIÓN

Por el momento, la Diputación Provincial será la que lleve hasta la localidad un depósito de 5.000 litros que instalará en el municipio y que llenará las veces que sean necesarias en función del consumo que se produzca, aunque inicialmente está previsto que una vez a la semana, según el diputado delegado de Medio Ambiente, Máximo Gómez.

El aviso a la Institución provincial llegó la pasada semana, una vez que los análisis y contranálisis arrojaron los altos niveles de sulfatos, cuando el Ayuntamiento de Villabrágima solicitó este servicio a la Diputación, explicó en declaraciones a Europa Press el diputado, quien recordó que la última normativa ha fijado límites menores de control.

Gómez cree que puede ser algo temporal y si llegaran lluvias la situación pudiera cambiar, aunque indicó que el municipio deberá hacer mediciones periódicas de los niveles para controlar el problema.

Precisamente Villabrágima es uno de los 14 municipios (que suman unos 5.500 habitantes) que se incluyen en el proyecto para el abastecimiento desde la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de Medina de Rioseco.

Para ello se destinará una cantidad de más de 7,7 millones de euros, de los que 1,16 millones aporta la Diputación Provincial, que en febrero de este año rubricó un protocolo de colaboración con la Junta de Castilla y León y la Sociedad Pública de Medio Ambiente para la mejora del abastecimiento de agua desde la ETAP de Medina de Rioseco, obra que podría tardar más de año y medio.

Esta mejora en el suministro y abastecimiento afectará a Barcial de la Loma, Berrueces, Cabreros del Monte, Morales de Campos, Palazuelo de Vedija, Pozuelo de la Orden, Santa Eufemia del Arroyo, Tordehumos, Valverde de Campos, Villabrágima, Villafrechós, Villagarcía de Campos, Villamuriel de Campos y Villanueva de los Caballeros.