Actualizado 25/07/2021 12:35 CET

La banda del BMW se enfrenta a penas que suman 171 años de prisión

Archivo - Sala de vistas de la Audiencia de Valladolid.
Archivo - Sala de vistas de la Audiencia de Valladolid. - EUROPA PRESS. - Archivo

   La Sección Segunda de la Audiencia de Valladolid ha señalado inicialmente el juicio para enero de 2022

   VALLADOLID, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Ministerio Fiscal solicita penas que suman 171 años de prisión para los 16 acusados por su presunta implicación en la conocida como 'banda del BMW', que se sentarán en el banquillo de la Audiencia Provincial de Valladolid entre los días 17 y 21 de enero de 2022.

   En su escrito de calificación provisional, la Fiscalía atribuye en diferente grado de autoría y participación a los 16 integrantes delitos continuados de robo con fuerza, pertenencia a grupo criminal, robo con violencia e intimidación, blanqueo de capitales o contra la seguridad vial, entre otros, por casi una veintena de hechos delictivos cometidos entre diciembre de 2016 y marzo de 2017.

   Además, se establecen indemnizaciones que superan los 48.000 euros y multas de más de 450.000 euros, estas últimas fundamentalmente por el delito de blanqueo de capitales.

   El Ministerio público, en el escrito al que tuvo acceso Europa Press en fuentes jurídicas, considera que 13 de los 16 acusados, todos ellos familiares o con relaciones de vecindad, integraban un grupo criminal que inicialmente lideraba J.L.D.R, alias 'Pipi', quien al principio era quien fijaba el objetivo, planificaba y organizaba la ejecución del hecho delictivo, pero además distribuía las funciones de las diferentes personas que participaban.

   Se sentarán en el banquillo junto a 'Pipi' (para el que se solicitan once años de prisión y 150.000 euros de maulta) sus padres, S.R.M. y S.D.G, acusados de blanqueo de capitales (para ellos se piden dos años de prisión y 150.000 euros de multa a cada uno); J.A.R.R, conocido como 'Ranchero', y R.B.H, alias 'Ángelo', que se enfrentan a 13,5 años cada uno; E.BH, 'Cojín', para quien se pide la pena mayor, con 33,5 años de prisión; y D.G.Z, conocido como 'Colombia', para el que la solicitud es de 23,5 años de cárcel.

   Asimismo, les acompañarán A.M.G, conocido como 'Goyo' o 'El Viejo', que se enfrenta a 8,5 años de prisión; R.J.G.H, alias 'Venezuela', con una solicitud de 13,5 años; M.J.R, conocido como 'Rata', que se enfrentará a una petición de once años de prisión; M.A.F.R, alias 'Pipo', al que se solicitan 8,5 años; C.B.H, para el que se piden cuatro años; A.B.H, con una solicitud de nueve años de privación de libertad, la misma que para J.B.H; F.J.D.S.M, para el que sólo se piden 1.200 euros de multa por simulación de delito en grado de tentativa; y L.M.E.R, alias 'Melito', para el que el fiscal pide 8,5 años.

   El 'modus operandi' del grupo consistía en, tras identificar el objetivo, establecer un control perimetral del mismo, para lo que uno o varios miembros se apostaban para controlar las vías de acceso y detectar y, en su caso avisar, de la presencia policial. Además, habitualmente una o dos personas permanecían a bordo de vehículos con el motor en marcha para darse a la fuga de manera inmediata si era necesario y otras se encargaban de la ejecución directa del asalto, considera el fiscal.

LÍDER INICIAL

   Así, se considera que cinco asaltos cometidos entre diciembre de 2016 y enero de 2017 estuvieron dirigidos por 'Pipi', el primero de ellos el 19 de diciembre, cuando se produjo el asalto a un bar en el Pinar de Antequera del que se llevaron 2.800 euros tras golpear con una maza una máquina tragaperras y otra de tabaco después de acceder al local al forzar la puerta y destrozar el sistema de alarma.

   Nueve días después, el día 28 del mismo mes, el grupo llevó a cabo otro robo en un concesionario de motocicletas ubicado en la Avenida de Burgos de la capital, para lo que empotraron un turismo marca BMW contra el escaparate del local y se llevaron una minimoto valorada en 2.100 euros así como ropa para motociclistas por importe de unos 10.000 euros.

   Pocos días después, el 16 de enero de 2017, varios integrantes del grupo, entre ellos 'Pipi' y 'Ranchero', participaron en tres asaltos a un restaurante y otras dos empresas en el Polígono de San Cristóbal de Valladolid, en estos casos tras forzar la entrada a las mismas.

   Después de estos hechos, 'Pipi' fue detenido el 10 de marzo de 2017, pero además como residía habitualmente en Madrid el grupo ya se "auto organizaba" cuando no estaba y, tras su caída, se puso al frente del mismo el R.B.H, 'Ángelo'.

   Así, antes de su detención, el fiscal también considera que el grupo llevó a cabo otro tipo de acciones sin la dirección de su cabecilla inicial y apunta varios robos como el cometido el 9 de noviembre de 2016 en una tienda en la calle Palacio Valdés de Valladolid mediante un butrón con un botín de 23.000 euros; el asalto a una tienda de herramientas el 20 de diciembre de ese mismo año en la calle Unión; o el robo en una churrería en la calle Velázquez de la que lograron llevarse una caja fuerte con 2.900 euros en su interior. A ellos se suman otros asaltos cometidos a centros educativos en dos localidades de Salamanca.

   A estos hechos les siguió un 'golpe' que intentaron llevar a cabo en Zaragoza, cuyo objetivo era un industrial, para cuya preparación el grupo se desplazó a una finca ubicada en Utebo (Zaragoza) en un tiempo en el que siguieron perpetrando otros asaltos como el cometido en un polígono de la localidad zaragozana de Muel de la que se llevaron otra caja fuerte con casi 5.000 euros, para lo que utilizaron un Seat León previamente sustraído en Cuarte de Huerva, también en la misma provincia.

   El 3 de marzo de ese año, el grupo se desplazó desde Valladolid a la citada finca donde planificaban el golpe en la capital zaragozana. Así, en torno a las 20.45 acudieron a la vivienda de su objetivo y 'Ranchero' se queda en el coche, 'Colombia' se sitúa en la puerta de la vivienda y 'Venezuela', ataviado con un pasamontañas, en la puerta del garaje donde esperaban a su víctima, según el relato del fiscal.

   El empresario llegó en su vehículo y fue entonces cuando 'Venezuela' le abordó y le dijo: "esto es un atraco, dame lo que lleves". En ese momento se produjo un forcejeo entre el industrial y su asaltante en el que la víctima llegó a pedir a su mujer que le diera "la pistola" y finalmente 'Venezuela' se dio a la fuga. Se da la circunstancia de que el "objetivo" llevaba en ese momento entre 3.500 y 4.000 euros.

REGISTRO Y DETENCIONES

   Tras este hecho, se llevó a cabo un registro en la finca donde se planificó el asalto y se encontraron dos vehículos de integrantes de la banda, además de rollos de cinta americana, guantes, bragas, teléfonos móviles y documentación de algunos acusados, tras lo que se produjeron algunas detenciones de miembros de los grupos.

   Dada la situación, según el fiscal, otros integrantes de la banda como 'Cojín', 'Rata' y 'Pipo' se dedicaron al robo de cableado de cobre en diferentes explotaciones agrícolas de localidades de la provincia de Valladolid.

   Precisamente, al detectarse estos hechos y la vigilancia que había dispuesto la Guardia Civil, en la madrugada del 30 de marzo se les interceptó en la A-6 cuando circulaban en un Volkswagen Passat (propiedad de otro de los acusados a quien se atribuye la denuncia falsa de su robo) y se les dio el alto.

   Sin embargo, los individuos se dieron a la fuga a gran velocidad, con adelantamientos y maniobras sin señalizar, con riesgo para el resto de usuarios de la vía, hasta que se les perdió la pista en la VA-30, ya en la capital. El vehículo fue abandonado en el Camino de Pedrosa, a la altura de la carretera de Fuensaldaña y, posteriormente, se detuvo a 'Cojín' y 'Rata' en un paraje y se les intervino el cobre sustraído.

Para leer más