Cabezón (Valladolid) celebra este sábado su XVII Fiesta Vaccea con un mercado que recuerda sus orígenes celtíberos

Publicado 18/07/2019 12:51:37CET
Presentación de la Fiesta Vaccea de Cabezón de Pisuerga (Valladolid)
Presentación de la Fiesta Vaccea de Cabezón de Pisuerga (Valladolid)DIPUTACIÓN DE VALLADOLID

CABEZÓN DE PISUERGA (VALLADOLID), 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

Cabezón de Pisuerga (Valladolid) celebra este sábado, 20 de julio, la decimoséptima edición de su Fiesta Vaccea en honor a Lugnasac, una representación histórica que contará con un mercado vacceo donde se expondrán y venderán productos artesanos y gastronómicos inspirados en este pueblo prerromano.

La jornada comenzará a las 12.00 horas en la Plaza de la Concordia donde se inaugurará el mercado y se ofrecerá limonada a los visitantes; por la tarde se harán juegos y talleres vacceos dirigidos por el grupo Boquique y dedicados a los niños; y, por la noche, el día terminará con un desfile con antorchas que acabará en el poblado vacceo donde se recrearán luchas contra el pueblo romano hasta que se prenda una hoguera entorno a la que se bailará, según ha explicado el alcalde del municipio, Sergio García Herrero.

Las novedades que tiene esta edición son la realización de talleres textiles de la época y la colaboración y participación de peñas de otros municipios como Valoria la Buena, donde se encuentra un yacimiento arqueológico vacceo, o, aún sin confirmar, Mucientes.

Los organizadores esperan que en la representación participen unas 700 personas y que acudan más de 2.000 visitantes a esta fiesta que requiere dos semanas de preparación y más de seis meses de reuniones, según ha explicado el presidente de la Asociación Cultural Vaccea, Carlos Jimeno Velasco.

La Fiesta Vaccea es la segunda con más afluencia en Cabezón, detrás del belén viviente que se celebra durante en Navidad y que, según García, es la fiesta que más visitantes recibe debido a su antigüedad, de más de 40 años, y a que es más publicitada.

El contexto histórico de esta fiesta se sitúa en torno al año 140 y 50 a C., momento en que los romanos irrumpen en el poblado indígena vacceo que se asentaba en la zona desde varios siglos antes. Por ello, se representa un poblado vacceo y las luchas que mantuvieron con la legión romana del General Lúculo para que no les invadiesen.

A ello se añade la fiesta en honor a Lugnasac de carácter agrario, una ceremonia que se celebraría en agosto con la culminación de la recogida de la cosecha.