CSI-F reitera la necesidad de nuevos parques de bomberos "profesionales" y que el personal fijo-discontinuo sea permante

Publicado 04/07/2015 12:03:35CET

VALLADOLID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios CSI-F ha reclamado de nuevo a la Junta de Castilla y León y a la Diputación de León un plan de extinción de incendios que "se ajuste mejor" a las necesidades de la provincia de León, que incluya tres nuevos parques comarcales, y el mantenimiento del personal anti-incendios durante todo el año, que ahora sólo están contratados entre tres y nueve meses.

El sindicato independiente ha demandado, al igual que hiciera el pasado verano, la creación de al menos tres nuevos parques comarcales con bomberos profesionales, "desde el convencimiento de que es la forma de conseguir que el repetido plan de extinción de incendios de la Junta y la Diputación de León se ajuste a las necesidades reales, y solucione las carencias de la provincia en la lucha contra el fuego".

Así lo ha indicado el responsable de CSI-F del sector de administración autonómica en León, Pedro Bécares, quien ha recordado que la Junta dispone de medios materiales y humanos, como camiones motobomba con sus dotaciones y vigilantes, que pueden apoyar a los parques que se creen.

Bécares ha explicado que el problema es que estos medios anti-incendios de la Junta "sólo trabajan de tres a nueve meses", por lo que CSI-F propone mantener el servicio todo el año, "y aprovechar su experiencia y profesionalidad, especialmente en los incendios en interfaz urbano-agroforestal".

Asimismo, ha lamentado que el pasado año las administraciones "no atendieran" estas peticiones de CSI-F, al tiempo que ha instado a los nuevos representantes políticos a que sean más sensibles ante este problema.

"Es necesario y conveniente mejorar y optimizar, como no puede ser de otra manera, todos los recursos públicos materiales y humanos existentes en la lucha contra incendios", ha reflexionado el responsable antes de apuntar que el objetivo es tratar de garantizar la prevención de los incendios forestales todo el año, "prácticamente inexistente fuera de la época de peligro alto".

Por ello, CSI-F ha incidido en la necesidad de mantener en la provincia de León un plan anti-incendios con el apoyo de los medios materiales y humanos de la Junta existentes en la actualidad, durante los doce meses del año, lo que a su juicio supone un "ínfimo incremento en el presupuesto, que por el contrario "redundará positivamente" en la mejora del empleo, y "asegurará" un servicio anti-incendios necesario y eficaz en toda la provincia".