Darmendrail alerta de las "barbaridades" que se dicen de Chernobil y asegura que algo así no podría suceder en Occidente

Actualizado 02/05/2011 15:16:16 CET
El Diputado Javier Gómez Darmendrail, Miembro De Comisión De Seguridad Nuclear.
EUROPA PRESS

VALLADOLID, 2 May. (EUROPA PRESS) -

El diputado nacional Javier Gómez Darmendrail, miembro de la Comisión de Seguridad Nacional (CSN) y de la Comisión de Desarrollo Nuclear en el Congreso, ha advertido de las "barbaridades" que se oyen sobre Chernóbil en televisión a raíz de Fukushima y ha garantizado que un desastre así no podrían ocurrir en Occidente.

Gómez Darmendrail ha participado este lunes en la I Jornada sobre Seguridad Nuclear que ha organizado el Círculo de Nuevos Emprendedores en la Escuela Politécnica de la Universidad de Valladolid (UVA), que ha contado asimismo con la intervención de Rafael Rubio, integrante de la Comisión de Jóvenes Nucleares.

En declaraciones a Europa Press, el diputado nacional ha asegurado que Chernóbil "no es como se cuenta" y que la central ucraniana no tiene nada que ver con las plantas occidentales, ya que el fin de aquella era la fabricación de plutonio para bombas nucleares y sus reactores son peligrosos para producir electricidad.

En este sentido, ha explicado que los reactores del tipo Chernóbil fueron creados por Estados Unidos y la Unión Soviética en la época de la Guerra Fría y que así como los americanos los destruyeron después en Washington, los rusos mantuvieron 18 rectores, entre ellos el de Ucrania.

Poco después, según ha relatado, éstos últimos trataron de demostrar que los reactores moderados por grafito no tenían problemas y, como experimento, fundieron 1.700 toneladas de este material. "Así se preparó el horno que se preparó", ha apostillado.

Darmendrail ha señalado que posteriormente un equipo americano redactó un informe "sin ninguna base" en el que constaba que habría 200.000 muertos como consecuencia del desastre y ha lamentado que sea ésta la cifra que se esté usando, ya que un examen de la ONU de 2005 reveló que hubo 57 fallecidos y 3.900 afectados de cáncer de tiroides, enfermos que fueron tratados.

"No ha muerto nadie en estos 20 años por esa causa", ha manifestado el diputado, quien ha señalado que un suceso como éste "es imposible que hubiera ocurrido en Occidente", puesto que los organismos reguladores "nunca hubieran dejado que un reactor de plutonio se utilizara para producir electricidad ni hubieran permitido el experimento".

"En aquel momento la gente lo haría por agradar al mando o lo que fuera, pero fue tremendo cuando los propios científicos rusos sabían que era muy peligroso pero no se atrevían a decirlo. Por tanto, no tiene nada que ver. Sacar a relucir Chernóbil en problemas nucleares es, o no tener ni idea, o utilizar la demagogia del miedo", ha destacado, al tiempo que ha insistido en la necesidad de explicar el accidente en la central soviética en un momento en que se oyen "barbaridades" en televisión.