El estudio de Félix Escribano gana el concurso del nuevo mercado de abastos de Plaza de España

Plano del mercado de abastos
EUROPA PRESS
Publicado 19/12/2018 12:40:06CET

BURGOS, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El estudio del arquitecto Félix Escribano se ha alzado con el primer premio del concurso para la construcción del nuevo mercado de abastos de la plaza de España y que sustituirá al actual Mercado Norte, según ha anunciado este miércoles la portavoz del equipo de Gobierno local, Carolina Blasco.

Blasco, acompañada del portavoz del Grupo Municipal Socialista, Daniel de la Rosa, ha destacado la importancia de este proyecto para transformar el céntrico espacio que ocupa el actual mercado, atendiendo a las necesidades que demanda la sociedad en un momento como el actual.

El proyecto, denominado 'Plaza Cubierta', plantea un cambio radical del espacio, adaptando la futura construcción a las diferentes zonas a las que darán sus cuatro fachadas e incorporando diferentes usos, si bien el principal será el de plaza de abastos.

El presupuesto para la redacción del proyecto contempla una partida de 300.000 euros, a la que se sumarán los 10.000 euros que el equipo de Félix Escribano percibirá por haber ganado el concurso convocado por el Ayuntamiento, y prevé un plazo de entrega de entre dieciséis y 18 meses.

Félix Escribano ha explicado que el proyecto, fruto del trabajo realizado por dos estudios en los que colaboran diez arquitectos, un ingeniero y una arqueóloga, se presenta como una solución al espacio que en la actualidad ocupa el Mercado Norte, ofreciendo diferentes perspectivas en función de la facha del inmueble.

Así, se ha optado por un volumen compacto en toda la fachada de la plaza España, dando una imagen más vanguardista del edificio, mientras que la fachada de la plaza Hortelanos se caracterizará por una gran estructura metálica quebrada.

El acceso principal al futuro mercado se mantendrá desde la plaza de España, donde el equipo de arquitectos plantea además ubicar el mercado provisional durante los dos años que durarán las obras, mientras que la carga y descarga se realizará en un subterráneo al que se accederá casi desde la calle San Lesmes.

El proyecto prevé, asimismo, la instalación de un supermercado de mediana superficie, así como otros espacios y locales que completan la actividad del mercado de abastos.