Publicado 16/06/2021 10:35CET

La Guardia Civil de Burgos detiene a un conductor por falsedad documental en el uso de la pegatina de ITV

ITV modificada.
ITV modificada. - GUARDIA CIVIL DE BURGOS.

Portaba en la luna delantera un adhesivo modificado de haber superado la inspección, aunque realmente estaba caducada

BURGOS, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Burgos ha detenido a un varón de 50 años, J.M.M, tras comprobar que había falsificado la pegatina de la ITV que llevaba en el coche pues se encontraba ya caducada. Se le imputan delitos de falsificación documental y resistencia y desobediencia a los agentes de las autoridad.

Los hechos ocurrieron días atrás en la carretera N-629, en Las Merindades, cuando una patrulla que se encontraba en un punto de identificación de personas y verificación de documentación paraba un vehículo, según informaron a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

En el cristal de la luna delantera se observaba la pegatina de la ITV; a simple vista aparecía con el periodo de validez en vigor, pero inspeccionada con más detenimiento se observaba que la misma había sido modificada y falseada intencionadamente.

El troquel original realizado en un determinado mes había sido tapado y se había practicado una nueva matriz en otro mes distinto, con la intención de alargar la vigencia.

Los agentes le informaron de la irregularidad observada y le requirieron que se identificase, así como que mostrara la documentación del vehículo, a lo que se negó rotundamente cerrando las ventanillas y las puertas, a pesar de las insistencias de los guardias civiles para que depusiera su actitud y colaborase.

Más tarde se comprobó tanto a través de la Tarjeta de Inspección Técnica como por las bases de datos de la DGT, que la vigencia de la última inspección había expirado.

Finalmente, fue detenido y trasladado a dependencia oficiales del cuerpo, donde se instruyeron diligencias que han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción de Villarcayo.

La inspección técnica periódica garantiza que el vehículo se encuentra en las condiciones mecánicas adecuadas para circular y que presenta las debidas garantías de seguridad y el perfecto funcionamiento de los principales elementos, todo ello conforme a la normativa que lo regula.

Con estas negligentes y peligrosas prácticas no sólo se pone en peligro la seguridad vial y la del propio conductor y ocupantes del vehículo, por el riesgo de sufrir un accidente, sino la del resto de usuarios de la vía, advierten desde el Instituto Armado.

Si bien estos comportamientos parecen hechos aislados, para evitar que puedan convertirse en habituales, la Guardia Civil presta especial atención a estos comportamientos imprudentes, por lo que se viene impulsando e incrementando el control en el uso indebido de estas pegatinas así como en la comprobación de la documentación de que el vehículo ha sido presentado a la inspección técnica en el plazo debido y que ha superado favorablemente y sin deficiencias los test.

Para leer más