Actualizado 17/03/2021 12:07 CET

Investigado un varón de 78 años por el envenenamiento de gatos en Valladolid

Dos agentes del Seprona inspeccionan el escenario del hallazgo de un gato muerto por presunto envenenamiento.
Dos agentes del Seprona inspeccionan el escenario del hallazgo de un gato muerto por presunto envenenamiento. - GUARDIA CIVIL VALLADOLID.

Los restos de los animales han sido entregados en el Departamento de Medio Ambiente del Servicio de Criminalística

VALLADOLID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil investiga a un varón de 78 años como presunto autor de un delito relativo a la protección a la flora, fauna y animales domésticos, en concreto por la muerte de al menos dos gatos de una colonia situada en el Barrio de España, en Valladolid capital.

El pasado lunes 8 de febrero, tras conocer las posibles muertes de gatos de una colonia en Valladolid en las inmediaciones del colegio 'Miguel Íscar', la Guardia Civil localizó el cadáver de uno de ellos, si bien tres días después halló otro minino muerto en idénticas circunstancias, según informaron a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

La causa probable de la muerte es el uso de veneno u otra sustancia química nociva para los animales. Para determinar el origen, los restos--en la extracción de muestras ha colaborado el Servicio Veterinario del Ayuntamiento de Valladolid--se han remitido para su análisis al laboratorio del Departamento de Medio Ambiente del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil en Madrid.

Tras las actuaciones realizadas por el Seprona se ha tomado manifestación a una persona de 78 años en calidad de autora de un delito relativo a la protección a la flora, fauna y animales domésticos.

El delito de maltratar injustificadamente a animales domésticos, amansados o que no vivan es estado salvaje está penado hasta 18 meses de prisión. Además, está expresamente prohibido tanto en el Código Penal como en las leyes administrativas emplear veneno para la caza o pesca sin autorización.

El Equipo del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid instruyó atestado que fue remitido al Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de los de Valladolid, así como las correspondientes denuncias administrativas.