Actualizado 03/08/2022 12:55

Ayudas de la Junta para recuperar la actividad económica en zonas de incendios

Archivo - Incendio en la Sierra de la Culebra..
Archivo - Incendio en la Sierra de la Culebra.. - JCYL - Archivo

VALLADOLID, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Economía y Hacienda, ha puesto en marcha varias líneas de ayudas con el fin de favorecer la recuperación de la actividad económica y ayudar a paliar los efectos que los incendios forestales están causando en distintos puntos de la Comunidad.

Para ello se han diseñado un conjunto de medidas que incluyen tanto la concesión de subvenciones a fondo perdido como las ayudas a la financiación de actividades empresariales, para favorecer la recuperación de la actividad en estas zonas.

Por una parte, se ha convocado una línea de ayudas financieras para bonificar los préstamos concedidos por las entidades financieras y avalados por Iberaval, para que los negocios ubicados en las zonas afectadas por los incendios puedan obtener financiación en condiciones preferentes.

En el caso de autónomos y microempresas, el préstamo avalado podrá llegar a los 300.000 euros y la bonificación será total, tanto de los gastos financieros como de los costes relativos al aval. Para el resto de empresas, el préstamo avalado podrá llegar hasta los 700.000 euros y la bonificación será del 2,5 %.

El préstamo podrá tener un periodo de amortización de hasta 7 años, de los cuales 2 podrán ser de carencia.

Por otra parte, la Consejería de Economía y Hacienda ha convocado subvenciones destinadas a financiar proyectos empresariales de creación de empresas en la Comunidad, con un apoyo especial para hacer frente al impacto en la economía en zonas afectadas por catástrofes naturales y de fuerza mayor, como es el caso de los incendios forestales.

EL CIEN POR CIEN DEL COSTE SUBVENCIONABLE

La principal novedad es que las ayudas podrán llegar al 100 % del coste subvencionable en los proyectos que se localicen en municipios afectados por catástrofes naturales que se incluyan en un plan de recuperación de la zona, como por ejemplo el incendio de la Sierra de la Culebra en la provincia de Zamora.

Con carácter general, la cuantía de la ayuda se determinará como un porcentaje fijo del 50 % sobre el coste subvencionable, pudiendo aplicar un porcentaje adicional del 5 % o 10 % fundamentalmente por la creación de empleo, localización en zonas rurales, protección medio ambiente, zonas de escasa población, etc.

PROTEGER EL TEJIDO PRODUCTIVO

En tercer lugar, Economía y Hacienda complementará estas ayudas con una nueva línea para compensar los costes económicos de autónomos y pymes afectados gravemente por los incendios y, así, proteger el tejido productivo y recuperar lo antes posible la actividad económica en las zonas afectadas por estos grandes incendios.

Las ayudas serán como mínimo de 5.000 euros y podrán alcanzar los 100.000 euros.

Estarán divididas en dos tramos. Un primer tramo, de inmediata convocatoria, corresponderá a una ayuda de salvamento de 5.000 euros y, un segundo tramo de recuperación, de convocatoria posterior, donde la ayuda total podrá alcanzar los 100.000 euros e irá destinadas a subvencionar los costes incluidos dentro de los gastos de explotación de empresa que provengan de la actividad principal para la que fue constituida.

Dentro de esos costes se incluyen los correspondientes a gastos de personal, alquileres, así como servicios contratados como comunicaciones, energía, mantenimiento y consumo de agua y los servicios exteriores.

Además, se considera gasto subvencionable la amortización de deuda financiera formalizada antes del periodo subvencionable y cuya amortización obligatoria coincida con el mismo.

Por último, está previsto que la Consejería de Economía y Hacienda convoque una línea de subvención que tiene por objeto facilitar la financiación de los proyectos empresariales de inversión consistente en la adquisición de activos materiales e inmateriales para la creación de un nuevo establecimiento, la ampliación de la capacidad de un establecimiento existente, la diversificación de la producción o de la actividad de un establecimiento, o para la transformación fundamental en el proceso global de producción de un establecimiento existente.

La cuantía de la ayuda se determinará, con carácter general, como un porcentaje en función de los costes del proyecto de inversión y la aplicación de los criterios de valoración como empleo, innovación del proyecto, localización, etc.

En el caso de que los proyectos se ubiquen en las zonas afectadas por los incendios, se podrá aplicar directamente el tope máximo de ayuda establecido en el Mapa de Ayudas de Finalidad Regional, es decir, el 25 % para medianas empresas, excepto en la provincia de Soria y Zamora que es el 30 %, y en Salamanca el 35 %.

En el caso de las pequeñas empresas de Soria y Zamora es el 40%, de Salamanca el 45 % y del resto de las provincias el 35 %.

Contador