Actualizado 20/12/2021 11:37 CET

Justifica el adelanto electoral por la "traición" de Cs al pactar los PGC a sus espaldas

Advierte de que las opciones eran "elecciones o moción de censura" para implantar un "gobierno Frankenstein" que sería "nefasto"

   VALLADOLID, 20 (EUROPA PRESS)

   El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha justificado la disolución de las Cortes y el adelanto electoral en Castilla y León por la "traición" de sus socios de Gobierno, Ciudadanos (Cs), al pactar los presupuestos generales de la Comunidad (PGC) para 2022 a sus "espaldas" con PSOE y Por Ávila.

   Tras afirmar que existía "un riesgo inminente" de moción de censura y de que se formara un "gobierno Frankenstein" en la Junta de Castilla y León --"apoyado por tránsfugas" y con la connivencia de PSOE, Podemos, Cs y "miembros de otras fuerzas políticas" como "ya ocurrió el pasado marzo"--, algo que sería "nefasto" para Comunidad, por lo que Fernández Mañueco ha explicado que las opciones "eran moción de censura o elecciones".

   A su juicio, el horizonte de una nueva moción de censura comprometía "la estabilidad de esta tierra", así como "la recuperación económica, la creación de empleo, la cohesión territorial y la igualdad y la protección de las personas".

   "No podemos poner en riesgo todo lo conseguido hasta ahora. Ante estos hechos, quiero dar la voz a las personas de Castilla y León para que decidan con su voto el futuro que ellos quieren", ha advertido el presidente.

   En una declaración institucional, Fernández Mañueco ha aseverado que "el chantaje de apoyos por privilegios", en alusión a Por Ávila y sus reivindicaciones territoriales, "funciona con Pedro Sánchez" pero no con él, a lo que ha añadido que si "alguien ha creído" que iba a vender "el interés del conjunto de Castilla y León" por mantenerse "en el sillón, se equivoca de principio a fin".

   "Por encima de mi puesto están todas las personas de Castilla y León. Yo arriesgo mi presente personal por el futuro de las personas de Castilla y León. Todo el mundo sabe que me hubiera gustado agotar la legislatura. Lo he repetido una y otra vez, pero esta situación es insostenible", ha sentenciado Fernández Mañueco.

RESPONSABILIDAD

   El presidente ha defendido que "en todo momento" durante esta legislatura ha actuado con "responsabilidad" y ha trabajado "con ahínco" y "sin descanso" para "proteger a las personas en situaciones durísimas provocadas por la pandemia", así como para cumplir sus compromisos de gobierno "con total dedicación".

   "He trabajado con humildad, con ilusión, para mejorar la vida de las personas de esta tierra, presidiendo un gobierno de todos y para todos, tratando de aunar esfuerzos con diálogo y con acuerdos", ha reivindicado Alfonso Fernández Mañueco, que ha añadido que "esta tierra se lo merece todo".

   En este sentido, ha sostenido que un gobierno que quiere trabajar con eficacia necesita, por un lado, "confianza y lealtad entre sus miembros" y, por otro, "sustento y estabilidad en las Cortes de Castilla y León".

   Respecto a la confianza, Fernández Mañueco ha insistido en que "se ha roto" por "la falta de lealtad" de los socios de Ciudadanos. "Nos han traicionado al pactar los presupuestos a espaldas de este presidente. Es una traición dañina para la Comunidad, para la igualdad de las personas de esta tierra", ha recalcado.

   El presidente de la Junta ha lamentado que sus socios de Gobierno "se han dado la mano" para "quebrar el principio de igualdad y cohesión territorial entre provincias" y ha insistido, respecto al debate presupuestario, en que "no es un problema de cantidad", sino "de concepto".

   "No es de recibo que se pacten unos presupuestos a espaldas del presidente. No hablamos de unas partidas económicas, hablamos del modelo de Comunidad y de país que queremos todos", ha señalado Fernández Mañueco durante su declaración.

ESTABILIDAD "ROTA"

   En cuanto a la ruptura de la estabilidad en las Cortes, el presidente de la Junta ha señalado que "se había roto" por "las intrigas del señor Tudanca", en alusión al líder de la oposición, siguiendo "la estela" del presidente del Gobierno.

   Ante estos hechos, Fernández Mañueco ha abogado por "dar la voz" a las personas de Castilla y León para "que decidan con su voto el futuro que ellos quieren para Castilla y León" y ha abogado por que este horizonte "se decida en las urnas", y no "en los despachos".

   Tras desglosar la remodelación de su Gobierno con la salida de los consejeros de Cs, Fernández Mañueco ha indicado que ha firmado el decreto de disolución de las Cortes para celebrar los próximos comicios el 13 de febrero, el cual aparecerá publicado este martes tanto en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) como en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

   Asimismo, se ha comprometido a seguir actuando "con eficacia" para "proteger la salud y la vida de las personas", así como ante las decisiones que deben tomarse tanto en la Conferencia de Presidentes del próximo miércoles como "en otros asuntos de especial relevancia" para la Comunidad, como la negociación de la Política Agraria Común (PAC), la gestión de los fondos europeos para la recuperación o "para garantizar el Diálogo Social". "Nada se va a parar en este tiempo en Castilla y León", ha aseverado el presidente antes de dar las gracias a los consejeros salientes "por su trabajo a lo largo de estos meses".

   "Estoy convencido de que he tomado la decisión correcta pensando en el interés de las personas de Castilla y León para garantizar la estabilidad, para garantizar la recuperación económica, el crecimiento del empleo, la igualdad entre las personas, la justicia social y la cohesión territorial", ha apuntado antes de concluir que "las personas de esta tierra se lo merecen todo" y seguirá dando todo su "esfuerzo" por ellas si ponen en él "su confianza en el futuro".